El diario estadounidense analiza el fenómeno okupa y el movimiento que lucha contra los desahucios en España y lo que puede suponer para los fondos internacionales que invierten en el mercado inmobiliario español, como Blackstone. La crónica de Jeannette Neumann apunta que será un “duro reto” hacer dinero en un mercado de la vivienda como el español afectado por una larga recesión que ha dejado a muchos afectado.

Wall Street Journal recoge el caso concreto de un profesor que es parte de un grupo que ocupó viviendas vacías y embargadas en Barcelona  en protesta por el papel jugado por los bancos en la burbuja inmobiliaria española. Y señala que para ellos, la entrada de grandes inversores como Blackstone en stocks de viviendas en España es “una oportunidad para legitimar aún más su lucha contra la especulación”. El texto apunta que el caso de Blackstone es un claro ejemplo de las dificultades que pueden encontrarse en países aun aturdidos por años de recesión los inversores de EEUU que está ahora recorriendo el sur de Europa en busca de oportunidades de inversión inmobiliaria.

Detalla como Blackstone que pertenece al multimillonario Stephen Schwarzman ha apostado por la recuperación de España comprando el stock de viviendas embargadas de Catalunya Banc por 3.600 millones de euros y antes adquirió 1.869 pisos de renta baja en Madrid. Pero señala que el acuerdo ya le ha dado “dolores de cabeza” por las protestas contra los desahucios encabezadas por la PAH, que defiende el derecho a ocupar unas viviendas que pertenecían a un banco nacionalizado. También advierte que Blackstone tendrá que negociar con muchos inquilinos para evitar los procedimientos de desahucio y que el independentismo catalán añade incertidumbre a la inversión.

Wall Street Journal es un diario estadounidense fundado en 1889 que publica Dow Jones & Company, una división de News Corporation que pertenece desde 2007 al magnate australiano Rupert Murdoch, que también controla Fox News y el británico The Times. Se le considera la biblia de la información financiera. Su tirada en 2013 fue de 1.480.000 ejemplares en papel y 898.102 suscriptores on line, lo que deja una circulación total de 2.378.827, la mayor de EEUU. Su línea editorial es conservadora y radicalmente a favor de la libertad y el libre mercado, aunque un estudio de 2004 aseguró que sus noticias eran más liberales o progresistas que las del NYT o NPR. El WSJ fue el primero en publicar información sobre los abusos financieros en Enron o el escándalo de las stock options.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

Print Friendly, PDF & Email