El diario aleman publica un artículo de opinión en el que analiza el desgaste de la imagen del presidente español a consecuencia de las medidas que ha tenido que aprobar en la lucha contra la crisis . Para el Süddeutsche Zeitung, “Zapatero no se deja ver; en la crisis ha perdido muchas simpatías”, y hablan ya del debate por la sucesión al frente del PSOE.

Zapatero en el Congreso
(Foto: Flickr/alvaro_sanse)

El texto del Süddeustche Zeitung está firmado por el corresponsal del periódico en España, Javier Cáceres y empieza constatando que “a José Luis Rodríguez Zapatero, el presidente del gobierno español, le rodea un halo de silencio. Para ser más exactos: no se deja ver. ?ltimamente ha dosificado tanto sus apariciones que parece convertirse en el gran ausente. Incluso cuando, a principios de mes, su gobierno recurrió a una movilización del ejército para hacer entrar en razón a los impopulares controladores aéreos en huelga salvaje, Zapatero permaneció detrás del nuevo hombre fuerte en su gabinete: el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.”

El diario aleman se pregunta entonces si esto es “¿Estrategia? Táctica? Y si es así: ¿cuál? En España nadie tiene una respuesta lógica. Zapatero, dicen sus ayudantes, se consume en la lucha contra la crisis, que ha afectado a España más que a muchos otros países de la UE. Pero las afirmaciones del entorno de Zapatero no bastan para espantar una sombra que cubre a su partido socialista y a todo el escenario político. El fenómeno ya tiene nombre: postzapaterismo”.

A continuación hablan de que “en el partido de Zapatero está teniendo lugar un rabioso debate más o menos abierto sobre la sucesión a pesar de que las próximas elecciones parlamentarias no tendrán lugar hasta primavera del 2012. No sorprende. No hay semana en la que el frente demoscópico no informa sobre nuevos récords a la baja, para socialistas y para Zapatero. Todos los líderes europeos tienen que pagar una factura por la crisis, dicen. Pero la factura que le están pasando a Zapatero es especialmente alta.

Y considera que el presidente español “paga no solamente por el error cardinal de haber negado la crisis durante demasiado tiempo. También paga por haber hecho tabula rasa en política social para superar la crisis actuando así en contra de sus propios principios y de los de su partido socialista. España se ha convertido así en un paradigma de lo que puede ocurrir cuando un gobierno europeo electo tiene que ceder ante fuerzas que ?? al menos en el propio país- no tienen legitimación democrática.

Esto no promete nada bueno: a medio largo plazo para la aceptación del sistema democrático y a corto plazo para los socialistas españoles en el gobierno. Para Zapatero será aún más peligroso si en 2011 los especuladores financieros atacan aún más a España. En el próximo año, el país tendrá una gran necesidad de refinanciación. Los rumores, muchas veces sin fundamento, sobre supuestos fallos de objetivos de ahorro o del déficit no le facilitan precisamente la situación a Madrid.”

Pero el artículo termina destacando que “hay un solo rayo de esperanza: se dice que la organización terrorista vasca ETA anunciará pronto una amplia tregua. ¿Será capaz Zapatero de traducirlo en capital político? Los socialistas calculan que al menos el máximo luchador contra el terrorismo, Rubalcaba ?? el nuevo ‘rostro’ del gobierno- pueda conseguirlo”.

Print Friendly, PDF & Email