BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Es de primero de Pyme: el empleo se crea cuando se vende más, no cuando se despide más fácilmente.

Son muchos los expertos que dicen que una reforma laboral no era necesaria en este momento. Entonces ¿para qué se ha hecho? ¿por quién se ha hecho? ¿para quién se ha hecho? ¿Por qué se ha hecho así? .

Esta es, probablemente, la iniciativa más controvertida del gobierno de Zapatero.

Permitir a las empresas que despidan cuando en su calendario haya previsión de pérdidas o caida de ingresos es un disparate. Es como lo ha definido Nacho Escolar, inaugurar el “despido preventivo”.

Pero es además, una diabólica herramienta. A menudo las empresas regulan sus pérdidas y sus beneficios, jugando entre diferentes sociedades, simplemente para ahorrarse impuestos. Abrir una puerta como esta al despido es dejar a los trabajadores débiles completamente vendidos.

Que no se me entienda mal. No estoy lanzando una crítica personal, demagógica, de las tantas que recibe el Presidente simplemente por ser del PSOE. Es que esta medida desprotege a los trabajadores menos fuertes, menos capacitados, pues los otros no suelen ser contratados atendiendo a pactos y convenios de esta naturaleza.

Nos dicen que con la reforma laboral se pretende enviar un mensaje de seguridad, un mensaje lanzado a los mercados. Pero,  ¿que los trabajadores pierdan derechos es un mensaje solvente para los mercados? ¿y estamos cediendo ante esos señores?

Decía antes que esta es, probablemente, la iniciativa más equivocada del gobierno de Zapatero aunque hay otras líneas rojas que se están empezando a acumular, lo que resulta verdaderamente inquietante.

Estas son las mias :

La fallida ley de memoria histórica, por ejemplo, que se ha quedado en eso, en fallida;

La justicia universal, que desapareció con este gobierno;

La política cultural y de Internet con esa desafortunada Ministra protaurina que siempre está en la posición equivocada y que sobreprotege sin disimulo al sector al que está vinculada empresarialmente;

La política veladamente pronuclear, gracias a la influencia del Ministro Sebastián;

Esa política de inmigración que le susurró el Ministro Corbacho, el Ministro que aconseja trabajar hasta los 67 años.

…Y eso por no hablar de nuestra participación en Afganistán, cada vez más polémica, cada vez más inmoralmente comprometida, por muchos mandatos de la ONU que tuviéramos apilados sobre la mesa.

Sé que siempre es más fácil criticar que gobernar. Sin embargo Zapatero está acumulando importantes déficits en su gobierno. ¿Que queda del político que se enfrentó por una razón ética al país más poderoso del mundo sin pensar en las consecuencias? ¿No estábamos en la línea de crear un país diferente? Quizá más pobre, sí, más humilde, pero un lugar más moderno, menos casposo, en el que uno pudiese sentirse orgulloso de vivir.

Hoy, los vídeos electorales del gobierno resultan enormemente pueriles, cargados de ingenuidad. No lo digo yo. Miradlo vosotros mismos. ¿Todavía estamos a tiempo? :

Imagen de previsualización de YouTube

Print Friendly, PDF & Email
2 Replica a este post
  1. Completamente de acuerdo contigo.
    Tambien está la dichosa Ley de Dependencia que seria perfecta siempre y cuando no fuese por la lamentable actuación de los gobiernos de las CCAA gobernadas principalmente por el PP.
    un saludo.

  2. ¿Por qué “quizás más pobre”? Los países que mejor están resistiendo a la crisis son los que más regulada tenían la economía; el único periodo de crecimiento económico mantenido fueron las décadas que van de la II Guerra Mundial a la irrupción del neoliberalismo en los 70: fueron los años de la socialdemocracia (la de verdad, no este liberalismo compasivo), los años en que los gobiernos pensaban que mandaban sobre “los mercados” aunque no fueran todo lo radicales que a algunos nos gustaría.
    Las políticas liberales no sólo son injustas: además son ineficaces para el conjunto de la sociedad y no generan riqueza más que, a veces, en el corto plazo. Tenemos que rechazar esa dicotomía que presenta la derecha según la cual hay que elegir riqueza o justicia, crecimiento y mercados o crisis y democracia.