Dos investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison (EE.UU.) han diseñado un prototipo de zapatillas de deporte capaces de generar energía cuando se anda con ellas. Tom Krupenkin y J. Ashley Taylor, sus inventores, creen que en el futuro será posible conseguir, solamente caminando con sus zapatillas, energía suficiente para cargar la batería de pequeños dispositivos como un teléfono, un GPS o una radio.

La idea era intentar aprovechar los 20 vatios que genera un ser humano en forma de calor al caminar. Para ello Krupenkin y Taylor colocaron en la suela de las zapatillas, un dispositivo, que según explica el blog Ecoinventos, está formado por dos placas con un líquido conductor en medio. En la parte inferior tiene pequeños agujeros que permiten que un gas entre formando burbujas, que crecen en su interior explotando dentro del líquido, generando una carga eléctrica al moverse.

De momento, las zapatillas producen muy poca energía, pero sus creadores están convencidos de que pueden mejorar su eficiencia y convertirlas en un método de carga muy atractivo. Incluso señalan que podrían ser especialmente útiles para gente que vive en países subdesarrollados o para los militares, que podrían dejar de cargar con pesadas baterías para dar soporte a sus radios, GPS o gafas de visión nocturna, recargándolos sólo con su caminar diario.