Eduardo Zaplana y Mariano Rajoy

Eduardo Zaplana ha decidido dejar su escaño en el Congreso de los Diputados para convertirse en delegado de Telefónica ante la Unión Europea. Aunque algunos hablan de “abandono temporal”, el salto a la empresa privada se interpreta como un gesto de discrepancia con el lider del partido Mariano Rajoy. Sobre todo porque el anuncio de su marcha se produce el mismo día en que el PP designa a sus nuevos portavoces y presidentes en las comisiones del Congreso. Una reunión a la que no asistió el valenciano.

El propio Zaplana renunció, el pasado 13 de marzo, a repetir como portavoz parlamentario popular, facilitando así a Rajoy la elección de nuevas caras para esa responsabilidad. Pero el nombramiento de Soraya Saenz de Santamaría y la fulminación del equipo de Zaplana parece que no sentó bien ni a este, ni a otros veteranos del partido.

En las últimas semanas, el político valenciano se había además alineado con el sector critico del PP ante el liderazgo de Mariano Rajoy.

En referencia a las declaraciones en Elche del presidente del partido “invitando a marcharse al partido liberal a quien lo deseara, Zaplana consideró que esas palabras “sobraban” y que había que respetar las posiciones de todos los miembros del partido.

El ex portavos también entró en el debate sobre las posibles candidaturas alternativas para el Congreso de junio, cuando consideró “un exceso y una exageración” que líderes autonómicos como Francisco Camps y Ramón Luis Valcárcel comprometieran los votos de todos los compromisarios de sus territorios.  Zaplana advirtió que los votos para elegir al próximo presidente del Partido Popular “no los tiene nadie”.

Y curiosamente, la página web del grupo parlamentario del PP no se ha actualizado desde finales de febrero y sigue teniendo a Eduardo Zaplana como cabeza visible.

Print Friendly, PDF & Email