La Federación Internacional de periodistas (FIP) dió a conocer los datos de profesionales fallecidos mientras trabajaban. Las cifras, 135 informadores asesinados durante 2007 y 37 en accidentes, son superiores a la media.

Según el balance anual, recogido en España por la Agencia EFE, Irak sigue siendo el país más peligroso para ejercer esta profesión, (65 asesinatos, la mayor parte de origen local). La cifra de periodistas muertos en este país desde el inicio de la guerra supera ya los 250.

Tras Irak, los números más altas se dieron en Pakistán y Somalia, con ocho asesinatos en ambos casos; México y Sri Lanka, seis en cada uno; Filipinas, con cinco muertos, y Afganistán, con cuatro.

“El informe de este año muestra que los ataques trágicos a reporteros, fotógrafos, traductores, transportistas y otros profesionales de los medios de comunicación se mantienen a niveles de récord y que hay una tendencia de riesgo para los medios en muchas partes del mundo”, dijo Aidan White el secretario de la FIP.

A pesar de que el año pasado fue un año dramático en cifras, el 2006, recuerda el informe, sigue siendo “el más sangriento” de la historia del periodismo. Murieron 155 reporteros.

periodista Oaxaca

El informe recoge que en Asia hubo 31 muertes violentas, en América Latina, 18, y en África, 14, pero no cita ni un sólo crimen en la Unión Europea y sólo uno en EEUU, el del redactor del Oakland Tribune, Chauncey Bailey, asesinado por un joven tras haber escrito artículos críticos con una panadería.

Print Friendly, PDF & Email