Pocas horas han pasado desde que la información ha saltado, pero el desembarco de Ana Patricia Botín para dirigir la filial británica del Banco Santander en sustitución de Antonio Horta-Osorio ha provocado un gran revuelo en la prensa anglosajona. Ha causado sorpresa la salida de Horta para dirigir a Lloyds, uno de los principales competidores del banco español en el mercado británico, y mucha expectación la llegada de la hija del presidente Emilio Botín, la primera mujer que dirigirá un gran banco en el Reino Unido.

Ana Paatricia Botin

La BBC publica un análisis de Robert Peston, su editor de negocios que destaca que “una mujer toma el timón de posiblemente el segundo banco comercial más importante en este país”: “Eso es lo que yo llamo una revolución cultural en el mundo dominado por hombres y formal de la banca británica -afirma Peston-. Ella está ampliamente considerada como una formidable banquera. Pero algunos apuntarán sin duda que el techo de cristal para las mujeres en la banca del Reino Unido sólo puede ser destruida por los descendientes de una de las dinastías del mundo bancarias más poderosas”.

El Wall Street Journal se hizo eco con antelación del relevo en la cupula del Santander y citó una fuente interna del banco para asegurar que Ana Patricia Botin ocuparía la dirección británica: “la hija del presidente del Santander Emilio Botín es considerada por muchos como la eventual sucesora del Sr. Botín y el puesto en la unidad del banco británico podría ayudar a formalar para el cargo principal.”

El Evening Standard destaca, ya ahora, que Ana Patricia Botín será la “primera mujer que dirija uno de los grandes bancos en la City”. En el perfil la define como “glamurosa y dueña de un discurso duro”.  Explican que es difícil valorar el “impacto que su nombramiento puede tener en una ciudad que sigue siendo conservadora y machista. Sería erróneo, sin embargo, suponer que la promoción de la Sra. Botín se debe totalmente a su padre. Si bien la conexión, sin duda, ayuda, en España se la considera “formidable por ella misma”. Se le atribuye ser una de las personas que han llevado al Santander a ascender en la escala de la banca mundial.

El Financial Times alaba la llegada de Horta-Osorio al que llama “niño prodigio” del Santander a Lloyds y apunta que crea otro problema sucesorio: se esperaba que él fuera a suceder a Alfredo Sáenz como presidente ejecutivo del banco español, saltando por encima de la hija de presidente Emilio Botín, Ana Patricia. Ahora se espera que ella sea “lanzada en paracaídas” en el asiento británico desocupado por Horta-Osório.

The Guardian recoge la valoración de analistas ingleses sobre el cambio de directivos. Todos consideran que es una gran jugada para Lloyds y aputaban a que su sustituta en la filial británica del Santander sería Ana Patricia Botín. Uno de los expertos considera que el relevo “que es un movimiento inoportuno para el Santander, que podría tener problemas para su salida a bolsa con un ejecutivo no familiarizado.”

Reuters ha emitido una nota firmada por Steve Slater and Judy MacInnes en la que analizan el cambio de directivos como un “golpe” al Santander. “Horta-Osorio era visto como un posible sucesor del director ejecutivo Alfredo Sáenz. Otro candidato, Ana Patricia Botín – hija del presidente Emilio Botín – ahora reemplazará Horta-Osorio“. Y citan a un analista que evalúa el golpe para el Santander “esto no va eliminarlos, pero les irritará. Tienen una amplio grupo de gestión, que siempre ha sido un punto fuerte”.

El tabloide The Sun también recoge la noticia y asegura que “Lloyds caza al jefe del Santander”. Consideran que es un “gran trofeo” para Lloyds y una “bofetada masiva” para el Santander. Destacan que la filial británica pasará a ser dirigida por Ana Patricia Botín, hija del presidente del “gitante español” y que Horta-Osorio había convertido al Santander en una de las mayores amenazas para los cuatro grandes bancos británicos… “aunque ha recibido más quejas de sus clientes que ningun otro”.