Gonzalo Martin, del blog “La nueva industria audiovisual“, considera que, en el entorno actual, el modelo de  televisión pública español tiene cada vez menos sentido. En radiocable.com explica que ha lanzado un debate en la blogosfera sobre si esta es necesaria o no y en lo que casi todos coinciden es que el modelo actual debe ser revisado.

Gonzalo Martin

Para Gonzalo Martin si se hace una TV para públicos minoritarios hay que plantearse si el presupuesto invertido no estaría mejor gastado en otras areas, mientras que si se intenta llegar al gran público se corre el riesgo de convertirse en generalista y hacer lo mismo que las cadenas privadas. También considera que si se opta por mantener una cadena pública, debe revisarse el modelo. ?l apuesta por el de la PBS americana que está totalmente desligado de los grupos de presion y del gobierno al financiarse solo con subvenciones y desgravaciones fiscales.

Pero en la blogosfera se pueden leer más opiniones y valoraciones sobre cómo deber ser la televisión pública:

Sonia Blanco defiende que “hoy más que nunca una TV Pública (al menos la estatal) es muy necesaria, pero habría que darles los medios y la capacidad de maniobra necesaria para que realmente fuera independiente y plural. Porque me consta que ha habido y que hay magníficos profesionales que tienen muy claro cuáles son las bases de la tv pública para ser un servicio social. Otra cosa es que les dejen hacer. El problema está en que yo no creo que ningún gobierno, ni éste, ni los que han estado, ni los que estarán, van a dotar de esa independencia al Ente.”

Hector Milla se muestra, en su blog en contra del modelo actual, y cree que pierde el sentido si su comportamiento esta en las mismas coordenadas que la TV privada:  “No veo ni la TV autonómica, muy distante de nuestros intereses en mi casa, ni menos la TV estatal que sólo interesa a mi suegra cuando viene a casa. Y por supuesto que creo que se pueden hacer grandes cosas desde una iniciativa privada. Soy partidario de una TV del conocimiento y basada en comunidades sociales que enriquecen el contenido.”

Antonio Manfredi, en su blog Tecnología y otros pensamientos, cree que es un debate en el que hay “demasiados árboles que nos impiden ver el bosque. Tres cosas creo que hay decir claramente. El futuro de la TV Pública pasa por una ruptura de sus cadenas con el poder constituido. UTECA no quiere un sistema de libre competencia. Quiere un oligopolio que se aproveche de la tajada publicitaria de la TV pública, para luego exterminarla exigiendo su cierre cuando decaiga la audiencia. El sistema del fútbol es insostenible y, además, está contribuyendo a una locura económica que favorece intereses perversos. Finalmente, en cuanto a derechos laborales, no hay color. Estoy orgulloso del convenio colectivo de los trabajadores de mi empresa [Canal Sur]”.

La chica de la tele por su parte se declara perpleja por las últimas noticias que hablan de que se va invertir otros 600 millones de euros del presupuesto estatal en RTVE. En un comentario anterior aseguraba: “A día de hoy y con la oferta tan variada que tenemos en materia de televisión y dado que ninguna de las cadenas públicas existentes parece hacer nada por los ciudadanos que no haga por su propio beneficio en términos de audiencia y consecuentemente de ingresos, no encuentro motivo alguno para que existan las televisiones públicas… y eso sin empezar a hablar de política”.

Alberto Martin dice en un comentario al debate que es un error centrarse solo en la 1 de TVE: “Existen muchos más canales como docu, 24h, tdp… canales especializados. Ese es el auténtico cometido de la pública y no batallear con las generalistas. La televisión pública debe cubrir lo que económicamente no puede una privada sin inflar los precios como han hecho con la Champions. El mejor ejemplo son las olimpiadas o las series de alto presupuesto.”

Albert Esplugas, da en su blog una opinión desde su punto de vista liberal y considera que “la televisión pública es peor que innecesaria, reduce el bienestar de los individuos y atenta contra su libertad personal. Los recursos públicos empleados en un medio como RTVE son detraídos forzosamente de otras ramas productivas que responden a la demanda de los consumidores en el mercado.” También critica el argumento de que la TV pública aumenta el rango de opciones de los consumidores por grotesco en comparación con las alternativas privadas en abierto que salen gratis.

ACTUALIZACI?N: En el Reino Unido, el regulador de la radiodifusión, el Ofcom, ha asumido la iniciativa de reformar el modelo de televisión pública. Y proponen un nuevo canon para financiarla.  

Print Friendly, PDF & Email
2 Replica a este post
  1. Muchas gracias por la invitación. Al escucharme y leer la transcripción, me gustaría matizar algo. Digo que el PBS se basa en subvenciones y desgravaciones fiscales. En realidad, la palabra subvención es un lapsus, quería decir donaciones (privadas: fundaciones, también algunas instituciones púlbicas) y desgravaciones fiscales. Lo que es importante es la solidez de sus principios de independencia y el ser una red de emisoras sin ánimo de lucro.

  2. Hay mucha mala fe : realmente encuentro que la television publica es de bastante mejor calidad que la tv publica e ofrece programas que la privada no da : programas culturales en la 2, españa directo (formato que introdujo rtve, y no es que me gusta pero entiendo que tiene proximidad con la gente y calidad).

    eso si, creo que se ha de vigilar los presupuestos y no se si el papel de rtve de pujar contra las privadas para retransmitir competiciones de moto, fubtbol…