Según la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (Fejar), el perfil del ludópata en España es cada vez más joven. Si hace unos años eran mayoritariamente hombres casados de entre 35 y 45 años enganchados a las tragaperras, hoy lo son jóvenes de entre 18 y 25 años y adictos a las apuestas y el juego online. Pero además, denuncian que el problema empieza incluso antes, en la adolescencia, y piden que se tomen medidas. Un psiquiatra especializado en adicciones incluso ha asegurado que España cuenta con la tasa más alta de jóvenes ludópatas (de entre 14 a 21 años) de toda Europa, aunque su afirmación ha generado controversia.

casa-apuesta-sportium-bingo

A pesar de que en España no es legal participar en apuestas o juegos de azar hasta ser mayor de edad, la popularización del juego online y la dificultad de controlar la edad de los participantes en estas web o apps, ha hecho que muchos jóvenes consigan participar y se enganchen. Los expertos añaden que además desde la entrada la regulación del juego online en España con la Ley 13/ 2011, la abundancia de publicidad y promociones de este tipo de plataformas ha  agravando el problema.

Los más jóvenes se suelen enganchar al juego con las apuestas deportivas, según Fejar, y de ahí muchos pasan al poquer on line. En ese sentido se señala la proliferación de casas de apuestas en los barrios de numerosas ciudades españoles. Sólo en Madrid este tipo de locales ha aumentado un 140% desde 2014 y muchos además se han abierto cerca de centros escolares. Recientemente la Comunidad de Madrid ha anunciado que estudia fijar una distancia mínima entre locales de apuestas y centros educativos. Pero de momento siguen ahí y según relataba un menor de edad en La Sexta no requerien tener más de 18 años para entrar:  “Entras, te sientas, metes el dinero y punto”.

Todo esto ha provocado que la ludopatía juvenil se esté convirtiendo en un problema de salud pública que Fejar pide combatir. Explican que no hay estudios concluyentes de la dependencia en menores ya que precisamente no pueden jugar dentro de la legalidad. Pero apuntan que cada vez recibe más ludópatas de entre 18 y 25 años y han aumentado significativamente las consultas de familias con hijos menores de edad en relación con los juegos de azar y apuestas. Y Guillermo Ponce, psiquiatra especializado en adicciones ha asegura en ABC que España tiene la tasa más alta de jóvenes ludópatas (de entre 14 y 21 años) de toda Europa, aunque sin citar fuentes que lo corroboren.

El problema de la adicción al juego afecta en cualquier caso en España el 1% de la población, unas 400.000 personas. Desde Fejar denuncian que la Administración considera el juego de azar como un mecanismo recaudatorio, sin percibirlo como un canal adictivo que genera graves problemas, tanto en el propio individuo atrapado por el juego como en su entorno familiar y social. Una de las medidas que solicitan es regular la publicidad de los juegos de azar, pero sobre todo piden un debate sereno y objetivo sobre la problemática del juego de azar.

Print Friendly, PDF & Email