En España el 47% de los trabajadores afirma estar altamente o bastante descontento y poco o nada comprometido con su trabajo y sólo el 55% dice estar motivado en su puesto, cuando la media global es del 68%. Son dos de los datos del estudio “Engagement and the Global Workplace” de Steelcase que sitúa a España como uno países del planeta con trabajadores más desmotivados y menos comprometidos, junto con Bélgica y Francia.

El estudio se ha llevado a cabo en 17 países de todo el globo y en España han participado 803 personas. Y de estas sólo el 7% ha asegurado sentirse altamente comprometido y satisfecho laboralmente, frente al 13% de media general. Únicamente Francia cuenta con un porcentaje menor, 5%, de personas que contestan positivamente a esta pregunta, mientras que Bélgica cuenta con un 6%. En comparación, en India -el país que lidera el ranking- el 28% de los trabajadores afirmar estar altamente comprometido y satisfecho.

Si añadimos el 16% de los españoles encuestados que aseguró sentirse “bastante comprometido y satisfecho”, deja una cifra de 23% de trabajadores que “aprueban con nota” en este campo, siendo España el segundo país con un registro más bajo de trabajadores comprometidos y satisfechos, sólo superado por Francia.

Pero las cifras son incluso más preocupantes para España si se observan por el lado de las respuesta negativas. Aunque hay un 31% de los participantes en el estudio que afirma estar algo comprometido y satisfecho, un 15% de los trabajadores dice sentirse altamente descontento y nada comprometido con su empleo, cuando la media global es del 11%. Pero además un 32% señala estar bastante insatisfecho y escasamente comprometido. Es decir que casi la mitad de los trabajadores, el 47%, responde en términos negativos en este registro.

En la encuesta, también se pregunta a los participantes sobre si les motiva su trabajo y solo el 55% contesta afirmativamente, la cifra más baja de todos los países analizados. La media global en este campo es del 68%. En cuanto a la calidad de la vida laboral, los españoles también se dan una nota por debajo de la media, aunque en este campo de forma menos marcada. En una escala del 1 al 10, los trabajadores en España valoran con un 6,5 su calidad de vida en el trabajo, mientras que globalmente, la puntuación es de 6,6.

Print Friendly, PDF & Email