El diario británico apunta que España vive ahora un debate entre dos bandos con visiones contrapuestas sobre su situación: un bando, en el que estarían los partidos convencionales, que defiende que los problemas políticos y económicos del país se pueden solucionar dentro del sistema y otro, impulsado por Podemos, que cree que los problemas son tan profundos que España no necesita reformas, sino un reinicio general.  El artículo de su corresponsal Tobias Buck titulado “Spain’s lauded transition to democracy under fire” sostiene que este fenómeno, sintetizado en torno a la transición alabada por unos y criticada por otros, hace que el riesgo de ruptura política en España crezca ahora más que en las últimas cuatro décadas.

Financial Times señala que si en algo estaban de acuerdo los españoles de izquierda y derecha es que la transición de la dictadura a la democracia fue un triunfo y apunta que según la mayoría de los estándares fue un éxito que puso a España en el camino de unirse a la UE y emerger como un país moderno, próspero y democrático. Pero advierte que en los últimos meses, ese consenso está siendo criticado como nunca antes y la transición ha pasado a centrar el debate político e incluso a ser considerada una palabra sucia.

El texto destaca que “liderando la carga” está Podemos que hace campaña abiertamente contra el “régimen de la transición” culpándolo de sumir a España en un sistema de partidos corruptos a todos los niveles. Apunta que el aumento de las hostilidades está obviamente ligado a la crisis económica, pero apunta que también se debe a un cambio generacional. Y señala que el debate, en última instancia, es entre dos visiones de España: una que cree que los problemas económicos y políticos del país se pueden corregir dentro del sistema y otra que ve un orden político y económico tan profundamente defectuoso que requiere no más reformas, sino un nuevo comienzo. En cualquier caso creen que crece el riesgo de ruptura política.

The Financial Times es un diario británico considerado referencia mundial en información económica.  Se fundó en 1888 y hoy pertenece a Pearson PLC, una compañía que también posee la mitad de la revista The Economist y en octubre de 2012 se fusionó con el grupo alemán Bertelsman (y se especuló que el diario podría ser vendido).  En 2014  su circulación combinada de pago rozaba 677.000, el mayor número de lectores de su historia (210.000 periódicos en papel vendidos y 445.000 suscriptores on line) con mayor circulación en el extranjero que en el Reino Unido. Y su website recibe más de 2 millones de visitas cada día de media. El FT defiende el libre mercado y la globalización. En cuanto a su línea ideológica ha respaldado a políticos como Thatcher, Reagan o Cameron pero también a Gordon Brown o Obama.  Se considera que sus editoriales suelen ser pro-europeos y pro-euro.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

 

Print Friendly, PDF & Email