Gas Natural Fenosa ha empezado la construcción en México de su primer parque eólico en América Latina, que tendrá una potencia instalada de 234 megavatios, lo que lo convertirá en el tercero más grande de los que están en proceso de construcción en toda la región.

El parque, situado en Oaxaca (México), supondrá, segun Efe una inversión de unos 300 millones de euros. Y fuentes de la multinacional española han precisado que la construcción acaba de comenzar y que la previsión es que esté listo en 2014.

En términos medioambientales, el parque eólico mexicano, el primero de la multinacional en Latinoamérica, evitará la emisión de 420.000 toneladas de dióxido de carbono al año, el equivalente a dejar de consumir 172 millones de litros de gasolina al año. De hecho, la multinacional ha iniciado los trámites ante la ONU para registrar esta instalación como mecanismo de desarrollo limpio, una catalogación que será tenida en cuenta a la hora de clasificar a la compañía en diferentes índices medioambientales al nivel internacional.

Gas Natural ya tiene un parque de generación eléctrica en Latinoamérica que suma 2.580 megavatios y cuya capacidad de producción casi llega a 750 gigavatios hora netos al año de energía.  Además comenzó en junio del año pasado la construcción de la central hidroeléctrica de Torito, en Costa Rica que entrará en funcionamiento en 2014 y que ha supuesto una inversión de cerca de 100 millones. Ambas proyectos revelan la apuesta de la compañía española por Latinoamérica, una región en la que las inversiones de Gas Natural Fenosa crecen año a año.

Sede de Gas Natural Fenosa
(Foto: Ugglyboyugglygirl)