Cecilia Guardati, de la Agencia Telam, valora en radiocable.com el fallecimiento de Manuel Fraga y lo que las reacciones a la misma muestran de la democracia española. Ve a Fraga como una figura que “vincula el presente con el pasado más difícil de abordar”. Y destaca que la prensa española ha reaccionado con mucho “respeto” e intentando “no ensuciar” su imagen.

Cecilia Guardati

Para Cecilia Guardati, Manuel Fraga es una figura que “vincula el presente de España con el pasado más difícil de abordar para la democracia española, como es el franquismo. En cierta manera es el nexo y es como un superviviente visible de esa política”. Recuerda que fue ministro de un régimen “al que no condenó nunca”, aunque destaca que también se trata de un hombre “que ha sido fundamental para llevar a la derecha a aceptar y apoyar la Constitución y dar un paso democrático”.

Destaca que el fallecido político es una figura bastante conocida en Latinoamerica, especialmente en Argentina donde hay una gran comunidad gallega. La corresponsal recuerda que de hecho éstos “han tenido un papel fundamental en las elecciones en Galicia que le han dado el poder durante 15 años”. Aunque desde la prensa extranjera intentan explicar quien fue y cual es su legado.

Cecilia Guardati ve mucho “respeto” en la forma en la que la prensa española está cubriendo la noticia: “se intenta no ensuciar la imagen de alguien que no hay que olvidar que es el fundador del partido de gobierno… es la diplomacia que se genera a veces desde la política española de no querer ir a abrir la heridas”.

Pero considera que todo ello demuestra que España “todavía tiene muchas cosas pendientes de resolver” sobre el pasado. Y aunque sea casual considera que es simbólico que Fraga haya muerto justo antes de que se inicie el juicio contra Baltasar Garzón por investigar el franquismo. Considera que todo ello demuestra que “España no ha superado aun el tema de la dictadura franquista”.

Print Friendly, PDF & Email