Felix SoriaFelix Soria, periodista y responsable del blog Im-pulso, se declara cansado de las reacciones y condenas estereotipadas tras los atentados terroristas y cree que sería mejor empezar a llamar a las cosas por su nombre. Para radiocable.com explica que considera lo sucedido en Capbreton, otro delito común cometido por enajenados que sin embargo a causa de la reacción de los partidos y medios de comunicación, se termina convirtiendo en un acto político.  

Soria se confiesa cansado del reguero de condenas que se suceden cada vez que se produce un atentado de ETA, de los GRAPO o incluso de violencia machista. Se repite lo mismo y no se aporta nada nuevo. Le parece que el último atentado de la banda vasca ha sido especialmente violento, excepcionalmente gratuito y que demuestra claramente que ya sólo usan la violencia por la violencia.

Por todo ello reivindica que se llame a las cosas por su nombre. Ha sido un delito comun, vulgar, absurdo… y hace autocrítica al considerar que los periodistas y la clase política contribuyen a politizar actos que son de delincuencia común. “No se puede considerar un acto político el que un enajenado se encuentre a dos guardias civiles desayunando y decida matarlos”, añade.

Feliz Soria también critica la expresión tan frecuente entre los políticos españoles de “ETA sabe que no tiene nada que hacer y que será derrotada”. Lo considera una falacia. Piensa que el sector de la banda que la dirige actualmente sigue convencido de por ese camino, por el de la violencia, pueden conseguir la independencia del País Vasco… aunque es erroneo. Y Soria también rebate lo de que “será derrotada en le futuro”, al estar convencido que ETA ya ha sido derrotada social, politica e ideologicamente.

Print Friendly, PDF & Email