La decisión del Gobierno y el Banco de España de intervenir la Caja Castilla-La Mancha ha hecho subir la temperatura de la blogosfera, que analiza su conveniencia. Hay muchas críticas a los gestores de la entidad por su vinculación política y reflexiones sobre el sistema de las cajas de ahorro. Pero en general se considera que la intervención es un mal menor que se veía venir y que evitará problemas. Aunque muchos se preguntan si CCM será la última intervenida… o la primera.

Imagen de previsualización de YouTube

Luis Solana cree que para salvar CCM hubiera sido mejor una fusión, que una intervención, que la primera opción del gobierno, pero no todo el mundo ayudó: “Esta mala noticia de la intervención de la Caja Castilla-La Mancha tiene dos lecturas positivas: la primera, que tenemos capacidad financiera para que uno que falle no deje sin depósitos a sus clientes; la segunda, que todo el mundo habrá aprendido que la fusión es mejor que la intervención. Y que el ??patriotismo? de las Cajas de Ahorro es la mejor garantía para su desaparición.”

Jesus Encinar valora positivamente en su blog la decisión: “una intervención en vez de una fusión con Unicaja es la mejor medida que el gobierno y el Banco de España podían tomar. De esta forma el problema se limita sólo a una entidad no haciéndolo aún mayor. Fusionar Cajas de Ahorro con problemas con otras sanas es una pésima idea.” Cree no obstante que las cajas pequeñas y mediana son la parte más floja de nuestro sistema financiero y que CCM ha tenido suerte: “Los gobiernos pueden ayudar al primero que tiene problema, quizá también al segundo, pero para los siguientes quizá no queden fondos. “

Cesar Rodriguez en su blog Juego de Tronos analiza la respuesta del PP a la medida del Gobierno y defiende un pacto político: “Ante la minoría del PSOE en el Congreso, los populares podrían decidir si favorecen la tramitación de este decreto-ley o fuerzan su conversión en proyecto de ley. En cualquier caso, y ante la dimensión de la crisis ¿No va siendo hora de llegar a algún pacto de Estado entre las dos primeras fuerzas políticas para hacerle frente y transformar las deficiencias estructurales que hacen más vulnerable a la economía española?”

Manuel Calleja en Geografía subjetiva considera que al fracasar los intentos de fusión para inyectar liquidez a CCM, la intervención era la única medida posible. Pero deja esta reflexión: “Me temo que se ha abierto la caja de los truenos. Emplear las medidas extremas cuesta mucho la primera vez y menos cuanto más se practica. Nadie querría ser la primera entidad en caer, pero no tengo claro que haya tanto aguante para ser la segunda.”

R. Ceresuela en el blog La Bolsa desde los Pirineos considera acertada la intervenciónmas que nada porque habra sido inevitable, el que sea solvente ahora no significa nada, el imparable aumento de la morosidad le hubiera conducido a una intervencion mas adelante cuando la situacion fuera mas complicada.” Aunque se pregunta si esta entidad va a ser la primera o la última intervenida. 

En sitios como Meneáme, la noticia ha generado un fuerte debate. Hay muchas críticas a la gestión política de las cajas, aunque en general se ve la intervención como un mal menor “que se veía venir” o “Me parece perfecto que se intervenga para evitar problemas a los ahorradores que no tienen la culpa de los directivos de la caja”. Otros difienden al Banco de España: “Es el único regulador que ha visto venir todo esto mucho antes de que pasase. Podemos estar mal pero si no fuera por la gente del Banco de España estaríamos muchísimo peor créeme.

Y también hay apuntes como este”el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) es de una cuantía de 7.200 millones mientras que los depositos en bancos españoles son: 700.000 millones. Es decir que el FGD solo cubre el 1% de los depositos del pais, el resto, el 99% no estan garantizados. Los 3.000 de la CCM se ventilarían de un plumazo el 40% del Fondo de Garantia de Depositos. 

ACTUALIZACI?N:

Iñigo Saenz de Ugarte critica con dureza al gobierno por su empeño en poner buena cara al malísimo tiempo y negar la realidad. Pero con respecto a CCM considera que “cuando salió el tema de la fusión con Unicaja, todo el mundo sabía que era una operación forzada por las circunstancias: era o fusión o intervención. Cuando Unicaja se negó al matrimonio lo hizo porque no querían asumir un agujero de proporciones desconocidas y no estaba conforme con la ayuda que ofrecía el Banco de España. A partir de ese momento, no había más que una única salida.”

Print Friendly, PDF & Email