El encuentro del Gobierno con 40 grandes empresarios españoles en el Palacio de la Moncloa ha provocado muchas reacciones en la blogosfera, mayoritariamente críticas. Se habla de “consejo de ministros paralelo”, de opacidad, de falta de concreción y resultados de la reunión, de ausencias… En cuanto al respaldo de Botín a Zapatero, algunos creen que se debe a la defensa de sus propios intereses y otros a los de la economía y el país en general.

Reunion del Gobierno y  empresarios
(Foto: Flickr/Partido Socialista)

Hugo Martinez Abarca ironiza sobre “el Consejo de Ministros paralelo que ya no se disimula. En este país gobiernan los Pitufos: un pequeño grupo de muchos varones y una única Pitufina -Petra Mateos, presidenta de Hispasat- y dirigidos por un señor mayor que se distingue por sus ropajes rojos -sí, Papá Pitufo es Emilio Botín. Hay un poder económico oligárquico que tiene al gobierno a sus pies”.

Ignacio Escolar recurre en su blog a un simil británico: “Tenemos en España un sistema tricameral: el Congreso, el Senado y ahora también la Cámara de los Lores. ¿Quién les ha votado? ¿Dónde reside su soberanía? ¿Son de verdad los intereses de los grandes empresarios los intereses de todos los españoles? ¿Soy el único al que estas reuniones le parecen algo obscenas?

Borja Ventura saca otra conclusión de la reunion en su Blog de notas y se pregunta ¿si se ha roto el idilio entre Zapatero y Botin?: “si la sintonía se resiente, el principal damnificado será el presidente del Gobierno, que no puede permitirse perder el respaldo de quienes mueven los hilos de la economía. Como tampoco pudo hacerlo ningún otro inquilino de La Moncloa antes que él”.

Jesus Maraña en su Buzón de voz considera que “los señores de las finanzas y de las multinacionales han quitado a Rajoy la brocha a la que se había agarrado. ??Esto no es Portugal?, proclamó Botín antes de pedir al presidente que ni se le ocurra adelantar elecciones… Como es bien sabido, los dueños del dinero dicen que no son de derechas ni de izquierdas. Lo que importa es el negocio”.

En El control de la información defienden que “la oligarquía, prefiere al gobierno de Zapatero porque simplemente es el que esta en el poder, y no necesita cambiar de gobierno, porque este responde igualmente a los intereses monopolistas. Cambiando de gobierno se perdería tiempo que se puede invertir en profundizar en los recortes”.

Enrique de Pablo valora como sensata la petición de Botín a Zapatero de que agote la legistalura: “Seré muy ingenuo, lo sé, pero a mí me parece que en una situación de depresión económica y ausencia casi total de inversión, justo lo menos conveniente es la incertidumbre política”.

Javier Perez de Albeniz en El descodificador cree que Botín está encantado con Zapatero “en un mundo cabal, un gobierno de izquierdas sería la pesadilla de la banca, pero no vivimos en un mundo cabal.??No nos deje usted, señor Zapatero?, parece suplicar Botín en nombre del resto de empresarios, rescatados antes y encantados ahora con una crisis que empobrece a los pobres y enriquece a los ricos”.

Arturo González comenta la petición de los empresarios de más flexibilidad “¿Cómo es posible jugar con sujetos así, insaciables en su codicia, y no echarlos a cajas destempladas? Ahora dicen que quieren luchar contra la economía sumergida. Hora era, si bien ya hablan de no castigar a los defraudadores. ¿Qué pasó con las 3.000 fortunas descubiertas con dinero negro en Suiza?”

Francisco Frutos cree que la reunión fue para “garantizar al gran capital español e internacional que él, su gobierno y su partido continuarán haciendo el trabajo sucio contra los trabajadores y las trabajadoras, reduciendo sus derechos laborales y sociales, para que los causantes del caos económico y financiero puedan continuar sus tropelías y los MERCADOS, estén tranquilos y confiados en que España no les hará perder un solo euro, un solo negocio”.

Javier Vizcaíno comenta en la trama mediática que “las palabras de Botín con la chaqueta a medio poner han despertado a la falange anticapitalista. De gran filántropo y eximio creador de riqueza nacional, el banquero ha pasado a enemigo de la patria por sugerir que Zapatero agote la legislatura”.

Carmen Ortigosa en Locos por la economia considera que “a la banca ya se le ayudó en su momento, y al día de hoy me parece el sector menos clave para sentarse a hablar de economía en una mesa de cuarenta empresarios. Y mi gran pregunta es: ¿Dónde estaban representadas las pymes que son las que crean empleo de verdad?”

El blog Opiniones rápidas y plurales critica que a la reunión no se invitara a las pymes y defienden que ” si este tipo de reuniones se va a repetir deben asistir periodistas que las cuenten o, mejor aún, que se retransmitan en directo o diferido pero integras, porque se tratan asuntos que afectan a toda la sociedad.

En El blog salmón critican la reunión: “no tenía un objetivo claro, no se sabe exactamente a qué ha asistido cada uno ni qué ha manifestado ni se ha ultimado una conclusión u hoja de ruta a seguir, por parte del Gobierno y los representantes de las grandes empresas. Más que una reunión de trabajo, parecía una ??party en La Moncloa?.

Print Friendly, PDF & Email