La comparecencia de Baltasar Garzón ante el Tribunal Supremo, tras ser acusado por el sindicato conservador Manos Limpias de prevaricación por su investigación sobre los crímenes del franquismo, ha generado polémica en internet. Garzón, que se negó a contestar las preguntas de Manos Limpias, contó con el apoyo de varias asociaciones de juristas, así como de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

Para Manolo Saco, “cuando el día de mañana” se enseñe la foto de Garzón declarando ante el TS, “servirá de ilustración de cómo los vencedores de la Guerra Civil lograban que las pruebas de los crímenes continuasen enterradas en sus fosas originales, todavía 70 años después, porque cada hueso desenterrado es un acta de acusación contra aquella horda de gente de manos sucias y misa diaria, que utilizaron las tapias de las iglesias para sujetar sus crímenes. Como la maldición de Tutankamon, esas tumbas guardan la desgracia contra quienes las quieran remover.

El ex director de Público, Nacho Escolar, dice que “cuentan en la Audiencia que a Baltasar Garzón le ha llegado un recado: que dos no pelean si uno no quiere, que esto se arregla fácil, que basta con que deje su plaza y ya le buscarán otro destino, tal vez en Europa. En unos días, el juez instructor Luciano Varela tendrá que decidir si archiva el caso o si le da otra alegría al franquismo y Garzón tiene que emigrar a una Europa que de nuevo empiece en Los Pirineos”. Asimismo, Escolar señala que Miguel Bernard, el “único militante conocido del sindicato Manos Limpia” fue también “número dos de Fuerza Nueva con Blas Piñar”.

Asimismo, el periodista Juan Cruz opina en su blog que “investigar para saber qué ocurrió y para restituir dignidades perdidas, que fueron muchas, no debe ofender a los seres humanos que ahora se duelen de que se quiera remover aquella historia. Es una manera de cerrar la historia, no de reabrirla, dejar las cosas en su sitio, con los testimonios que siguen taponados como con corcho negro. Y llevar al banquillo a Garzón simplemente porque no les gusta a los magistrados lo que su colega hace es una señal más de que en estos tiempos aún no se ha cerrado del todo la herida moral que nos dejó la guerra”.

Imagen de previsualización de YouTube

En el blog La Memoria Viva se han fijado en los apoyos que ha recibido Garzón y es que “dos de las cuatro asociaciones de jueces, la progresista Jueces para la Democracia  y la moderada Francisco de Vitoria , consideran que el proceso a Baltasar Garzón ??tiene poco recorrido? o constituye ??un abuso? del Supremo. Al contrario que la mayoritaria Asociación Profesional de la Magistratura , que considera ??normal? el caso. El Foro Judicial Independiente cree que su declaración como imputado ??es una garantía?.

El autor del blog Es la libertad de expresión, idiotas se fija también en el juez encargado del caso que según él es “ de los progresistas amigo de De la Vega y un histórico de la asociación izquierdista ??Jueces para la Democracia?”. Asimismo, califican como sorprendente el espectáculo de Garzón negándose a contestar a la acusación, que es algo que básicamente sólo hacían en España, hasta ayer,  los etarras”.

Por último, respecto a la sentencia que se pueda dictar contra Garzón, Arsenio Escolar explica que hay quien considera que se “dictará un auto de prosecución de procedimiento, que es tanto como decir que hay indicios de delito de prevaricación en el comportamiento de Garzón, lo que podría llevarle a tener que dejar el juzgado. Otros piensan que no, que el aviso que la cúpula judicial quería dar a Garzón y por extensión a todos los jueces (?el franquismo no se toca?) ya se ha dado y ha sido recibido, y que Varela archivará la causa sin más demora. ??Una cosa es tocar las pelotas a Garzón -decía ayer muy expresivamente un jurista- y otra arracárselas?.

Print Friendly, PDF & Email