Dos de los más influyentes diarios del planeta se hacen eco del escándalo de corrupción en torno al ex tesorero del Partido Popular. Apuntan que las sospechas de corrupción y pagos ilegales llegan “hasta las puertas” del gobierno conservador de Mariano Rajoy.

Luis Barcenas

El New York Times señala que el caso Bárcenas arrastra aún más hondo al PP y menciona otros casos de corrupción en España. La crónica de su corresponsal Raphael Minder apunta: “El gobernante Partido Popular en España se ha visto arrastrado más profundamente en una red de escándalos de corrupción la semana pasada, después de que las autoridades suizas informaron a la judicatura española que el ex tesorero del partido había acumulado 22 millones de euros, o 29 millones de dólares, en cuentas de bancos suizos. El tesorero, Luis Bárcenas, renunció a su puesto en 2009, tras ser acusado en las primeras etapas de una investigación, que todavía está en curso, sobre un esquema de sobornos y pagos ilegales presuntamente relacionados con otros políticos del partido conservador.

Las revelaciones han propiciado una lista, en rápido crecimiento, de investigaciones de corrupción, espacridas por toda España y que llegan a las puertas del gobierno conservador del primer ministro, Mariano Rajoy, que hasta ahora ha permanecido en silencio. Unos 300 políticos españoles de todo el espectro político han sido procesados o acusados en investigaciones de corrupción desde el inicio de la crisis financiera. Pocos han sido condenados hasta ahora.” El reportaje también menciona los casos que han afectado a PSOE, CiU y el escándalo por el ático de Ignacio Gonzalez.

El Washington Post asegura que las revelacions sobre las cuentas suizas dejan “bajo el fuego” al partido gobernante. Explican: “Un ex tesorero del partido gobernante español acumuló 22 millones de euros en cuentas bancarias en Suiza, ha revelado un tribunal, provocando un aluvión de preguntas sobre si los altos funcionarios pueden haber estado involucrados en presuntos actos de corrupción antes de llegar al poder en 2011. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría negó saber nada acerca del dinero o las informaciones de prensa de que el ex tesorero Luis Bárcenas también pagó a miembros del Partido Popular grandes sumas de dinero “debajo de la mesa”.

El abogado de Bárcenas ha negado que el dinero fuera obtenido ilegalmente o tenga vínculos con el partido. Bárcenas no ha sido acusado de ningún delito. Sáenz se negó a responder preguntas sobre si el primer ministro Mariano Rajoy y otros miembros del gobierno conservador pueden haber recibido dinero. Aseguró que era portavoz del Gobierno y no habla de los asuntos del partido.”

Print Friendly, PDF & Email