Aunque tras el fallo del Supremo dando luz verde a la exhumación del Valle de los Caídos, la percepción en el exterior era que por fin España iba a confrontar su pasado y el legado del franquismo, en los últimos días ha habido varios análisis en la prensa internacional que están resaltando que se trata de una cuestión que sigue siendo muy divisiva y que ha hecho resurgir viejas tensiones y puede tener implicaciones políticas. Algunos medios ponen el foco en la división existente entre nostálgicos del franquismo y partidarios del traslado, aunque se resalta también que muchos españoles se muestran indiferentes al asunto. Mientras que otros se centran en algunos riesgos que podría entrañar la exhumación: reabrir viejas heridas, incrementar aun más la polarización y tensión e impulsar a Vox el 10N.

Le Figaro enfatiza que España se divide sobre el mausoleo de Franco. El rotativo francés repasa en un reportaje de Mathieu de Taillac detalla cómo desde hace un año y medio, el gobierno socialista intenta exhumar los restos del Caudillo de la basílica levantada “a su gloria” y tras la luz verde del Supremo prevé un lugar de enterramiento más “discreto” en El Pardo. Y resalta que pese a esto hay un gran número de interrogantes que se mantendrán tras el traslado, empezando por el destino del Valle de los Caídos y sus 34.000 sepulturas. Añade que el debate sobre el asunto está provocando “división” en España y cita un comentario que asegura: “Franco nunca había estado más vivo que con este gobierno que se supone es su mayor enemigo”.

The Financial Times apunta que los planes de exhumación de Franco provocan que resurjan las tensiones sin resolver. El diario británico analiza en un reportaje de su corresponsal Daniel Dombey las implicaciones de trasladar los restos del ex dictador del gobierno socialista tras el visto bueno del Tribunal Supremo que dictaminó que no debe haber impedimentos para ello. Pero señala que sacar los restos del Valle de los Caídos podría servir para inflamar más el debate en vez de para cerrar un oscuro capítulo como dice el gobierno de Pedro Sánchez. Apunta que ya ha provocado reacciones furibundas de la Fundación Franco y Vox. Y resalta que existe el temor de que beneficie al partido de extrema derecha en las elecciones del 10N, aunque cita a un politólogo que apunta que a Sanchez y al PSOE también les puede beneficiar que Vox recupere fuerza.

The Irish Times advierte de que desenterrar al ex dictador corre el riesgo de reabrir viejas heridas e impulsar a Vox. El periódico irlandés, en una tribuna que firma Paddy Woodworth, apunta que es sorprendente la cantidad de tiempo que le ha llevado a la democracia española considerar seriamente el traslado de los restos de Franco del “grotesco” monumento del Valle de los Caídos. Pero advierte de que exhumarlos ahora mismo es un “ejercicio especialmente arriesgado”, dada la “profunda radicalización” y “fragmentación” de la política española por las crisis financiera y catalana que ha creado un terreno fértil para un revivir de la extrema derecha. Y considera que Sánchez está en una “débil posición” para una decisión tan dramática, ya que ha sido “arrogante” convocando nuevas elecciones y ahora una exhumación de Franco justo antes del 10N podría impulsar a Vox y poner a este “repugnante partido” en posición de dictar políticas en un nuevo gobierno de derecha dura.

La Croix dice que la tumba de Franco despierta los antagonismos españoles. El rotativo francés en un texto de su corresponsal Valerie Demon destaca que tras el anuncio de la exhumación de los restos del ex dictador, el Valle de los Caídos atrae a numerosos visitantes. Recoge algunos testimonio de nostálgicos del franquismo pero también de partidarios de la exhumación. Pero enfatiza que entre medias hay numerosos españoles que se muestran indiferentes.

Foreign Policy asegura que desenterrar al dictador no acabará con las divisiones españolas. El semanario estadounidense resalta, en un artículo que firma Mark Nayler, que el gobierno español ha logrado dar un paso más en el proceso para exhumar los restos de Franco. Pero considera que aunque se superen los obstáculos, el traslado no servirá de mucho salvo que forme parte de un proyecto más amplio de afrontar el legado de la guerra y la dictadura. Y recoge las estadísticas que apuntan que el 41% de los españoles está a favor de exhumar a Franco, pero un 54% cree que ahora no es el momento apropiado, para evidenciar que las preocupaciones de la sociedad están en otro sitio.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email