Tras cuatro meses de “intensas” comparaciones retransmitidas por televisión, los alegatos de las defensas y de los propios acusados ponen término al proceso judicial contra 12 líderes independentistas catalanes que ha “atenazado” a España y condicionado su política. Es lo que destaca la prensa internacional en la jornada final del juicio por el 1-O. Desde el exterior, muchos señalan que el asunto clave sigue siendo el mismo que cuando se empezó: determinar si hubo violencia en todo el proceso del referéndum y la DUI suficiente para justificar el delito de rebelión. Pero la sensación general de los medios globales es que el proceso no ha servido para alterar los puntos de vista y opiniones de las dos partes del conflicto y que incluso ha profundizado en la división. Aunque se señala que la causa de los presos ha servido sobre todo para dar “nueva vida” y “movilizar” al movimiento independentista. Y en este sentido se advierte de que la tensión se mantiene y es previsible que los siga haciendo, ya que se da por seguro que la sentencia no cerrará el caso, ni la crisis catalana.

NOTICIA ACTUALIZADA: New York Times y BBC resaltan las posiciones “desafiantes” de los líderes independentistas.

The Politico señala que el juicio a los “rebeldes” políticos catalanes ahonda en la división sobre la independencia. La edición europea del digital estadounidense advierte de que aunque el proceso por el 1-O haya llegado a su fin, la batalla política acaba de empezar porque el juicio ha profundizado la ya “cargada división” entre las autoridades catalanas y españolas. Apunta que la ira por el proceso,  las acusaciones de parcialidad y el encarcelamiento de las figuras de alto perfil ha dado “nueva vida” a los nacionalistas catalanes. Añade que ha sido el gran “factor movilizador” del independentismo en el último año y advierte de que una sentencia “dura” podría “inflamar” a los catalanes.

Fox News destaca que el juicio sobre Cataluña que ha atenazado a España termina. La TV estadounidense se hace eco de que los 12 políticos y activistas catalanes juzgados por su fallido intento de independizarse de España en 2017 han dado su alegato final poniendo término al juicio que ha durado cuatro meses. Explica que el veredicto no se espera hasta dentro de varios meses, pero advierte de que sea cual sea puede marcar el rumbo para el movimiento independentista catalán y el tono para la política nacional de España de los próximos años. Y enfatiza dos aspectos: la división con respecto a la severidad de los castigos pedidos contra los independentistas y el protagonismo de Manuel Marchena, sobre el que afirma “ha nacido un juez estrella que ha logrado el difícil equilibrio entre cortesía y firmeza, flexibilidad e indulgencia, haciendo reprimendas a todas las partes”.

Deustchlandfunk habla de “prueba de fuego” para la democracia española con el fin del juicio. La radio alemana en una crónica de Hans Kellner explica que el proceso a los 12 líderes independentistas catalanes ha sido considerado una “piedra de toque” para la cultura democrática española. Y apunta que tras todas las audiencias el debate central sigue siendo el mismo: “¿Fue suficiente la violencia antes y durante el 1-O como para condenar a los principales acusados a 25 años de cárcel?” Cita al abogado Jordi Nieva que señala que hubo un “pequeño avance” en la fiscalía que inició el juicio hablando de violencia física y peleas callejeras y en su alegato final solo habló de golpe de Estado. Señala también que los defensores de los líderes independentistas han reconocido que violaron la Constitución y desobedecieron al Constitucional. Pero advierte de que los jueces serán ahora los que decidan si esto es “relevante criminalmente”.

The Irish Times apunta que acaba el juicio del 1-O, pero se mantienen las tensiones. El diario irlandés, en una crónica de su corresponsal Guy Hedgecoe,  resalta que a pesar de la “exhaustiva escala” del proceso judicial, no parece que haya hecho mucho para cambiar la posiciones de los acusados y defensores, ni alterado el punto de vista de los partidos y la opinión pública sobre el asunto. Se hace de las denuncias de “juicio político” por parte de los independentistas, pero también de la “visión opuesta” del gobierno y justicia españoles. Y apunta que se espera que continúe la “batalla de propaganda sobre las credenciales democráticas” de España hasta que se conozca el fallo, añadiendo de que el caso probablemente tampoco sea cerrado entonces, ya que los acusados recurrirán al Constitucional y el TEDH si el veredicto les es desfavorable.

Les Echos resalta que los independentisas catalanes reconocen la desobediencia, pero no la violencia. El periódico galo explica en un texto de Cécile Thibnaud que el juicio del 1-O se acaba tras cuatro meses y 422 testimonios. Resalta que el fiscal pide 25 años de cárcel para los 12 dirigentes independentistas catalanes por sus acciones en 2017, pero señala que ahora corresponde a los jueces determinar si hubo rebelión con violencia o simple desobediencia, aunque advierte de que el veredicto no se conocerá hasta otoño. Y destaca que los independentistas han reconocido la desobediencia, pero niegan la violencia.

La Croix subraya que tras el fin del proceso, los jueces tendrán que determinar si hubo violencia el 1-O. La información del rotativo francés es de su corresponsal Valerie Demon y explica que el “largo” juicio ha sido retransmitido en directo por televisión. Enfatiza que tras durar “exactamente cuatro meses” terminará como empezó con la declaración de los 12 independentistas acusados que se siguen considerando presos políticos. Resalta que sus abogados han rebatido “a veces de forma vehemente” la acusación de rebelión, pero la fiscalía la ha mantenido. Aunque advierte de que ahora será el veredicto el que deberá determinar si se utilizó la violencia para intentar obtener la independencia de Cataluña.

France 24 resalta que se mantiene las tensiones políticas en España pese al fin del proceso del 1-O. La Tv gala recoge que el juicio contra los independentistas catalanes se cierra este miércoles tras cuatro meses de “intensas comparecencias que han impactado en la política nacional”. Apunta que para unos son “presos políticos” víctimas de la represión del Estado, mientras que para otros rompieron la ley, amenazaron la unidad de España y han provocado la peor crisis política desde la transición. Y señala que el juicio no parece haber cambiado ninguna de estas opiniones, aunque ha servido para reforzar a los independentistas. Y se hace eco de la posibilidad de que la Generalitat aproveche la sentencia para convocar elecciones autonómicas anticipadas.

ACTUALIZACIÓN:

The New York Times subraya que los acusados reivindican que el conflicto catalán sea resuelto por políticos no por jueces. El diario estadounidense en una crónica de su corresponsal Raphael Minder destaca que ha terminado uno de los juicios más importantes de la historia judicial de España con las palabras de los independentistas que volvieron a negar los cargos y que orquestraran actos violentos. Y añade que los acusados también insistieron en que el conflicto catalán debería ser abordado por los políticos y no por los jueces. Apunta que el caso también ha suscitado atención internacional y ha influido significativamente en la política nacional española.

BBC resalta que los independentistas catalanes se muestran desafiantes en el final del juicio. La TV británica explica que los 12 líderes independentistas juzgados en España por su papel en el 1-O han hecho unas comparecencias finales “desafiantes”, asegurando que eran víctimas de una injusticia y que el proceso ha sido construido sobre “cargos falsos”. Recuerda que algunos de los acusados, como Oriol Junqueras se enfrentan a penas de hasta 25 años de cárcel si es sentenciado por rebelión.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email