La polémica en torno a la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, que entró en vigor el pasado 1 de julio, sigue suscitando la atención de medios de todo el planeta. Recogen que, aunque la norma ha sido suavizada, sigue suscitando un enorme rechazo entre la oposición, las ONGs e incluso los jueces. Varios diarios señalan que la ley es una reacción a las protestas de los Indignados, a pesar de que éstas fueron en su inmensa mayoría pacíficas. Y se enfatizan las denuncias de que con la nueva norma, los periodistas pueden ver limitado su trabajo y hasta ser multados e impedirse vídeos de abusos policiales.

New York Times destaca que la ley prohíbe los videos que en EEUU se usan para exponer abusos policiales. En un artículo de su corresponsal Raphael Minder se subraya que España tras ser epicentro de algunas de las mayores manifestaciones contra la austeridad de Europa y ser precursora del movimiento Occupy, ha pasado a tener una legislación que permite multar individualmente a cada manifestante con hasta 600.000 euros. Y señala que la nueva ley también prohíbe el tipo de video amateur que cada vez es más utilizado en EEUU para exponer las tácticas policiales y los abusos.

Le Monde señala que la “Ley Mordaza” nace para acallar la contestación social. La crónica de Sandrine Morel apunta que en España ha entrado en vigor la LSSI pese a que el país no ha vivido apenas explosiones de violencia durante la crisis y el propio ministerio de Interior se vanagloria de que el 99% de las manifestaciones son pacíficas. Y recoge la crítica de Jueces por la democracia contra la norma del gobierno del PP que afirmar intenta “acallar las protestas sociales y limitar el derecho de manifestación y la libertad de expresión”.  Enfatiza que da a la policía el poder de multar infracciones ligadas a las nuevas formas de movilización social que los jueces hasta ahora se han negado a calificar de delitos. Y añade que la redacción de la ley es vaga e imprecisa y abusa de conceptos jurídicos indeterminados.

Frankfurter Allgemeine Zeitung dice que la reforma es una reacción a las manifestaciones “parcialmente violentas” del 15M. La crónica de Leo Wieland detalla que la polémica reforma,  calificada por los partidos de la oposición como “ley mordaza”, fue una reacción del PP a las manifestaciones “parcialmente violentas” del movimiento de los Indignados. Y afirma que en Madrid sitiaron las Cortes y en Barcelona atacaron a diputados que se encontraban de camino a la cámara.

Süddeutsche Zeitung resalta que la ley ha sido suavizada, pero ya está en vigor. El artículo de de Thomas Urban explica que la controvertida ley de protección de la seguridad ciudadana entró en vigor el 1 de julio, pese a las duras críticas de todos los partidos de la oposición que la califican de “superflua”, “mordaza” y “paso hacia un estado policial”. Aunque recoge que según el PP ninguna disposición va más allá de leyes similares en otros países de la UE. y que el primer borrador de 2013 ha sido suavizado. Pero señala que sigue habiendo debate principalmente en dos puntos: la prohibición de las manifestaciones frente al edificio del Congreso, aunque recuerda  la mayoría de las capitales se aplica una zona de exclusión alrededor del Parlamento, y la publicación de imágenes de los agentes del orden.

Newsweek subraya la férrea oposición a Ley Mordaza y que permite sancionar a periodistas. En un texto de Felicity Capon se recuerda que la controvertida ley española de seguridad pública, ha sido bautizada como la “Ley mordaza” por sus opositores, debido a las restricciones que pone sobre el derecho a protestar. Informa de quee ha entrado en vigor en medio de protestas generalizadas en todo el país. Y pone el foco en que permite a las autoridades sancionar a los periodistas u organizaciones de medios que distribuyen imágenes no autorizadas de la policía. También recoge que el PSOE ha dicho que derogara la ley si gana las elecciones.

South China Morning Post señala que la ley busca proteger a la policía, pero amenaza la libertad de expresión por su “vaga” redacción. Recuerda las imágenes captadas por un fotógrafo freelance en Atocha tras una protesta del 15M que mostraban a policías pegando a personas ajenas a las manifestaciones y advierte que hoy esas imágenes podrían no ver la luz debido a las restricciones de la nueva ley de seguridad ciudadana. Destaca que una cláusula de esta norma prevé multas de hasta 30.000 euros por el “uso no autorizado” de imágenes de policías en servicio que pueda identificarles, poner su seguridad en riesgo o obstruir su trabajo. Y recoge las denuncias de que la redacción de la ley es tan vaga que puede ser usada por la policía para presentar cargos o destruir imágenes de periodistas.

La Libre Belgique afirma que Mariano Rajoy amordaza a los protestatarios. La crónica de Paco Audije recoge cómo la oposición en su conjunto recurre la Ley orgánica de Seguridad Ciudadana que entró en vigor el 1 de julio. Recuerda que  sancionará la participación en manifestaciones espontáneas y la utilización de imágenes que denuncian acciones ilegales de la policía. Y recoge que la oposición califica de anticonstitucional la nueva Ley.

Ozgur Gundem dice que España “regresa a Franco” El diario turco explica que la Ley de Seguridad Ciudadana ha sido elaborada por el partido gobernante conservador y de derecha, PP, contra las manifestaciones provocadas por los efectos de la crisis económica española y contra los “asedios en el parlamento”. Destaca que las ONGs han protestado contra la entrada en vigor de la nueva ley por “establecer un estado policial,  limitar el derecho de manifestación y regresar a un régimen fascista”.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio mencionado.

Print Friendly, PDF & Email