La manifestación contra la reforma de la ley del aborto es recogida por numerosos medios de comunicación como una “demostración de fuerza” contra el gobierno y la prueba de que el rechazo a la norma se ha intensificado. Varios editoriales señalan que se trata de una reforma “innecesaria”, que choca contra la mayoría de la población y que incluso podría amenazar la reelección de Rajoy.

Frankfurter Rundschau dice que es un proyecto innecesario que podría costarle la reelección a Rajoy. El artículo de Martin Dahms señala: “El amor que el ministro siente por los fetos pasa por alto las calamidades reales de las mujeres. Se trata de un debate bastante antiguo, y no hay motivos de peso para volver a ponerlo en marcha. España es un país liberal. Los españoles dejan hacer a sus conciudadanos, mientras éstos no les hagan nada malo. Pero el ministro de Justicia vive en otro país en el que declara malvado lo que la mayoría no considera malo. Con lo que no contaba Gallardón, ni tampoco el jefe de gobierno Rajoy, es la oposición masificada, incluso entre los conservadores, contra la recaída en un pasado felizmente superado. En 2015, el proyecto del aborto podría costarle la reelección a Rajoy.”

La Croix destaca que la polémica sobre el aborto sube de intensidad. La crónica de Valérie Demon asegura: “Miles de personas han desfilado el sábado en Madrid y entregado un texto pidiendo que el gobierno del PP no someta al voto de los diputados el proyecto de ley sobre el aborto. Otras manifestaciones han tenido lugar en Europa. En Francia reunieron el sábado a varios miles de manifestantes. Varios pesos pesados del PP reclaman una modificación del proyecto de ley. El gobierno se ha visto sorprendido por la polémica en su propio partido y entre sus electores. Estos rechazarían el texto en su forma actual y según un sondeo sería un 50%. ¿Será retocado o modificado?”

Die Tageszeitung señala que la protesta contra la nueva ley de aborto fue multitudinaria. Destaca la noticia en portada y la crónica de Reiner Wandler explica: “Los conservadores quieren imponer una ley que sólo permite abortar tras una violación y si la madre corre peligro de sufrir graves daños de salud. Este giro reaccionario es intolerable para las mujeres españolas. Con esta ley, Rajoy intenta recuperar el vínculo con sus electores tradicionales, que tras dos años de crisis y políticas de austeridad amenaza con resquebrajarse. Es más que dudoso que le salgan las cuentas. Pues si fuera por la población, la ley no tendría ninguna perspectiva de prosperar. El 78 por ciento de los españoles y de las españolas no ven necesidad de eliminar la regulación actual de plazo”

Corriere della Sera dice que una revisión más liberal de la ley podría ser la mejor solución. La crónica del corresponsal Andrea Nicastro menciona las manifestaciones de Londres, París e Italia y apunta: ” Con la reforma actual vuelve, en síntesis, el control público del cuerpo de las mujeres. Dada la mayoría absoluta con que cuenta el PP, en la manifestación, más que un no a la nueva ley, había la determinación por una lucha auténtica y justificada.”

Para evitar polémicas en público, Rajoy ha decidido que no se hable del tema en la Convencion de Valladolid con vistas a las elecciones europeas: se hablará de la recuperación económica, de la unidad de España, pero no del aborto. Rajoy es campeón en este tipo de maniobras elusivas, aunque ha demostrado también que no quiere forzar la opinión pública cuando no es necesario. Una revisión más liberal de la ley podría ser la solución mejor.”

The Guardian ve las manifestaciones como una demostración de fuerza. Explica: “La ira crece en Madrid contra una reforma de ley que acabará con el derecho de la mujer al aborto, salvo en casos de violación o necesidad médica. Decenas de miles de españoles han salido a las calles de Madrid, en una demostración de fuerza contra el plan del gobierno para hacer retroceder el acceso al aborto en el país.”

Le Monde habla de una movilización nacional en España en defensa del derecho al aborto. El texto de Sandrine Morel explica: Madrid fue el escenario de la primera gran movilización española contra el proyecto de ley del Gobierno de Rajoy para restringir severamente el derecho al aborto. Su autor, Alberto Ruiz-Gallardón, Ministro de Justicia, está tan orgulloso del texto que quiere promover esa filosofía en el resto de Europa.

Diario de Noticias resalta que la reforma choca con la opinión pública española. Su editorial afirma: “Además de que surge en el sentido contrario de lo que ha pasado en las últimas décadas en Europa, con las sucesivas aprobaciones de las leyes que confieren a la mujer el derecho de elección para seguir o no con un embarazo, la intención de los conservadores “choca” con la opinión pública española y los sondeos demuestran que una gran mayoría considera inoportuno resucitar el tema. Y una mayoría todavía más evidente está a favor de que la opción última sea siempre la decisión de la mujer.”

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

 

Print Friendly, PDF & Email