La posibilidad de que la crisis catalana se resuelva con una negociación para otorgarle más autonomía o mejoras en la financición existe, pero no será sencilla de lograr porque España tiene un “rompecabezas regional” en el que las autonomías defienden sus propios intereses y el grado de descentralización es ya tan alto que, salvo un acuerdo fiscal que tendría un gran impacto económico, es difícil vislumbrar qué acuerdo podría ofrecerse a los catalanes. Este es el análisis que pone de relieve un reportaje en la influyente versión europea del diario de EEUU que firma Diego Torres. Se repasa la situación y el sistema de las comunidades autónomas en España, explorando en qué aspectos se podría buscar un acuerdo con Cataluña. Pero además The Politico enfatiza dos datos estadísticos sobre España: que es el segundo país del mundo más descentralizado y que las diferenecias de riqueza entre las regiones son menores que entre sus vecinos.

The Politico advierte de que si los líderes independentistas catalanes se “bajan” de sus demandas sobre autodeterminación y deciden intentar llegar a un acuerdo con el resto de España para aumentar su autonomía, “no pueden esperar una alfombra roja” por parte del resto del país. Explica que varias regiones españolas están en contra de ceder a las demandas catalanas especialmente en cuanto a fiscalidad, porque eso iría en detrimento de ellas mismas. Cita a responsables de Andalucía, Madrid y Valencia que advierten de la dificultad de ofrecer un acuerdo que satisfaga a los catalanes dada la alta descentralización que ya existe y el riesgo de que una cesión en la financiación pueda generar mayor desigualdad entre regiones. Y señala que el papel de los responsables autonómicos puede ser clave si hay una negociación.

El artículo enfatiza especialmente la alta descentralización, citando los datos del Regional Authority Index, que mide esta variable en países y regiones, y que muestra que España es, de hecho, el segundo país más descentralizado del mundo, por delante de Bélgica, EEUU, Suiza o Canadá y solo por detrás de Alemania. Añade que en cuanto a regiones individuales, Navarra es la nº1 del ranking, mientras que Cataluña está en la parte alta de la tabla, por detrás de Quebec pero por delante de Escocia o Walonia. Recuerda que Navarra y País Vasco tienen su propio regimen fiscal, algo que querría Cataluña, pero advierte de que su peso en el PIB -19% frente al 8% que representan Euskadi y Navarra- hace que las implicaciones económicas serían mucho mayores y afectaría a la redistribución de riqueza. Pero en este punto menciona otra estadística de Eurostat significativa: las diferencias regionales entre ricos y pobres en España son menores que en Italia o Reino Unido y similares a las de Francia.

The Politico es un diario digital e impreso creado en 2007 pero que se ha convertido en uno de los más influyentes en la política de EEUU. Lo fundaron John F. Harris y Jim VandeHei, ex periodistas del Washington Post y pertenece a Capitol News Company, que controla Robert Albritton, con fundador del diario. Su línea editorial es bastante neutra, ya que ha sido acusado tanto de pro conservador, como pro liberal. Su website recibe más de 3 millones de visitantes al mes y su edición en papel tiene una circulación de 33.700 ejemplares que se distribuyen gratuitamente en Washington y Nueva York. En 2015, Politico lanzó su versión para Europa, de la mano de Axel Springer.

Diego Torres es corresponsal de The Politico en España desde octubre 2015, además colaborador de Associated Press, en su departamento de videos. Anteriormente ha trabajado en Expansion y en El Mundo, del que fue corresponsal en China durante cinco años. Y también ha colaborado con El Colombiano o Excelsior. Es además autor del documental “El viejo loco que movió las montañas” (The foolish old man) sobre la lucha de la sociedad civil por cambiar China. Entre los artículos que ha escrito sobre España, destaca el perfil de Susana Díaz en quien confía el aparato para “arreglar” el PSOE, la advertencia de que los presupuestos españoles de 2017 tienen un “base frágil”, la constatación de que ha regresado la “España pródiga” a la UE, que no es “país para viejos fascistas” o la guerra contra los turistas de Barcelona.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

Print Friendly, PDF & Email