La atención exterior sigue centrada en nuestro país. Periódicos de todo el mundo, como ‘Le Monde’ resaltan la victoria de Zapatero con su estética “simpática, simple, optimista” que contrasta con la de Mariano Rajoy, según señala. Spiegel lo retrata de forma muy elocuente: “De Bambi al Rey de la Jungla” e incluso el mismísimo The New York Times, lleva el tema a su portada unas horas y se centra en la victoria socialista.

La victoria da la oportunidad a Zapatero de continuar cuatro años más con “la liberalización social y el cambio político arrolladores”, dice este periódico. The New York Times continúa analizando a los dos contendientes. No deja títere con cabeza:

 “Son dos luchadores políticos enfadados que guardan rencores del pasado y están convencidos de que el otro es un mentiroso e incompetente destinado a destruir el país”.

El diario considera a Rajoy como un político anticuado, que “enlaza sus discursos con expresiones del siglo XIX y sufre de desafortunados tics de nerviosismo, sacando la lengua y girando los ojos cuando está enfadado” mientras que a Zapatero lo pinta como un líder poco experimentado que improvisa las decisiones y ha “hundido el papel de España en el escenario internacional”.

Las elecciones también llegan a las páginas del Financial Times: “El resultado es una gran victoria personal para José Luis Rodríguez Zapatero, el líder socialista y primer ministro, que emerge reforzado”, escribe también el Financial Times.

“España, gana Zapatero; Francia, la izquierda avanza”, dice el Corriere della Sera, que titula “Zapatero reconquista España“.

Para The Guardian, la campaña española es la menos inspiradora en tiempo aunque reconoce como un momento muy emotivo la intervención de Sandra Carrasco tras la concentración .

Print Friendly, PDF & Email