BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Todos dicen que sí, aunque nadie sabe muy bien cuales son las razones por las que es tan necesaria.

Es necesaria nos dicen desde el FMI, desde el Financial Times, desde las Cámaras de comercio, desde la Patronal de empresarios, desde el PP, desde el gobierno…

Pero ¿va a terminar con la crisis? ¿va a reducir el paro?
No -responden.- Eso, quizá, vendrá después.

Entonces ¿a qué tanta urgencia?

Uno de los efectos más interesantes que ha provocado esta crisis es que nos ha convertido a todos los ciudadanos en pequeños economistas. Todos hablamos en términos económicos,  repitiendo los dogmas, dándolos por ciertos, sin saber muy bien de donde salieron. Yo confieso, ahora mismo, que soy incapaz de saber si de verdad es tan urgente reformar el mercado de trabajo.

Hace 5 años, de hecho, crecíamos a todo trapo y los empresarios contrataban a destajo, sin importarles mucho las supuestas limitaciones de nuestro inflexible régimen laboral.

“Si, pero el mercado de trabajo es el que recibe el peor impacto ante una crisis porque somos poco flexibles”. ¿En serio?., Pues cualquiera diría que sale caro despedir. No hay más que mirar las cifras de paro.

El miércoles un empresario del sector automóvil dijo en el programa “Hoy” de Gabilondo (CNN+) que para contratar lo prioritario no es una reforma , que lo que se necesita es vender más. Uno contrata gente, no porque sea fácil despedirla, sino porque si aumentan las ventas necesita mas dependientes, o nuevos operarios para producir mas. Parece Naif tener que remarcarlo.
¿Queremos que acabe la crisis? Busquemos nuevos mercados a los que vender e inyectemos confianza para que la gente gaste: Inyectemos confianza en los empresarios sí, pero también en los trabajadores. ¿Una reforma laboral produce confianza en los trabajadores? Pues eso.