BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

La pregunta se la hace la prensa de allí. El periódico marroquí Al Massae publica un texto de Nabil Driouech titulado ??Los hijos de los inmigrantes dirigen el mundo?.pero no en España?.  La tesis es atrevida: “El Parlamento español, después de 30 años de democracia sigue teniendo una sangre pura en una época de mezcla”, dice.

??La victoria de Barack Obama ha activado los sueños de los marroquíes. Pues la entrada de un hombre de color a la Casa Blanca parecía imposible. Lo mismo que Nicolas Sarkozy, que fue coronado rey en un trono republicano, no es más que el hijo de un inmigrante que la pobreza echó de Francia, antes de que años después fuera el presidente del Eliseo. Pero la Península ibérica parece lejos de todo esto, ya que los inmigrantes sólo trabajan en las labores que los nuevos españoles no quieren hacer mientras sus propios padres lo han hecho durante décadas. El Parlamento español, después de 30 años de democracia, sigue teniendo una sangre pura en una época de mezcla?Los grandes partidos españoles también protegen la pureza de sus apellidos, pues no hay presencia de inmigrantes marroquíes hasta el momento que estén adheridos en la acción política dentro de los partido políticos??

La tesis, decía, es valiente. Sin embargo,  éste es un problema aún lejano en España. Quizá Francia, o el Reino Unido, donde la integración racial es un asunto que está en la agenda social desde hace años, pueden observarlo así, pues el porcentaje de inmigrantes es muy elevado. Pero aún es pronto para nosotros.

9 Replica a este post
  1. Es una interesante reflexión pero totalmente “partidista” que me sugieren otras preguntas:

    ¿Por qué no una verdadera democracia en Marruecos?

    ¿Por qué no un presidente ecuatoriano, boliviano o argentino?

    ¿Por qué no un descendiente de aquellos que tuvieron que huir por el horror de la guerra civil?

    Puestos a hacer hipótesis hay que empezar a aplicárselas para que así tengan apoyo empírico.

  2. ¿En qué país del mundo, democrático o no, un extranjero puede ser presidente? En Melilla, por ejemplo, ya ha habido un presidente musulmán de etnia bereber (Mustafa Hamed Aberchan)… y no ha pasado nada… Obviamente era ciudadano español, y en el gobierno actual de Melilla (PP) hay consejero bereberes musulmanes… españoles, claro.

  3. Bueno… pues, haciendo un paralelismo más aproximado, teniendo en cuenta que hace 40 años, en los EEUU la educación, las iglesias, las fuentes, los retretes, los establecimientos públicos eran objeto de segregación racial (“Whites only”) y que Obama es hijo de un inmigrante y una estadounidense anglosajona y tiene unos 45 años… Pues nos toca en unos 35 años (aproximadamente).. Puede que antes, porque aquí no hay segregación racial legal, ni ha habido que mandar a la Guardia Nacional a que los niños hijos de inmigrantes (nacidos en España la mayoría de ellos, como bien saben en el Gregorio Marañón o La Paz) compartan las aulas con los niños ibéricos “pata negra”…
    Nuestra historia nos coloca más cerca de que el reto sea que nos presida una mujer… Porque hace cuarenta años legalmente eran menores de edad de por vida (salvo las viudas) puesto que necesitaban permiso de su padre o su marido para tener pasaporte, cuenta bancaria, trabajar, conducir, viajar, etc…
    ¿Para cuando una mujer presidiendo nuestro consejo de ministros?

    Un saludo

    M Jara

    P.D. Cuidado con lo que deseas, porque pudiera cumplirse (*)

    (*) Y el proverbio cobra fuerza cuando uno piensa que esa mujer bien podría ser Esperanza Aguirre…