BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Tras la pol√©mica europea por la petici√≥n espa√Īola de sanciones a aquellos que no cumplan los criterios econ√≥micos de la UE, el brit√°nico Financial Times publica un texto de Victor Mallet titulado ‚??Espa√Īa da marcha atr√°s a las medidas para imponer la cooperaci√≥n econ√≥mica‚?Ě

‚??Espa√Īa di√≥ ayer marcha atr√°s de las pol√©micas propuestas que anunci√≥ s√≥lo cuatro d√≠as antes para un riguroso cumplimiento de las pol√≠ticas econ√≥micas en la Uni√≥n Europea. La vuelta atr√°s, llevada a cabo por el ministro espa√Īol de Exteriores Miguel √Āngel Moratinos, se produjo despu√©s de cr√≠ticas del ministro alem√°n de Econom√≠a Rainer Br√ľderle y del comentario del presidente permanente de la UE Herman Van Rompuy de que las propuestas eran ‚??muy ambiciosas‚??. Jos√© Luis Rodr√≠guez Zapatero, presidente del Gobierno espa√Īol, alarm√≥ a algunos Estados miembros, como Alemania y el Reino Unido, la semana pasada cuando afirm√≥ que la UE deb√≠a considerar la aplicaci√≥n de ‚??medidas correctivas‚?? contra aquellos pa√≠ses que no cumplieran con sus obligaciones en relaci√≥n con el plan naciente para diez a√Īos destinado a mejorar la competitividad del bloque‚?Ě.

‚??Br√ļderle tild√≥ la propuesta espa√Īola, presentada por Zapatero al comienzo de la presidencia semestral espa√Īola de la UE, de ‚??no muy √ļtil‚??.[…] Moratinos neg√≥ que Espa√Īa presentase propuestas formales o decisiones en su empe√Īo por avanzar la gobernanza econ√≥mica mientras la UE prepara su ‚??estrategia 2020‚?? para la econom√≠a. Dijo que Zapatero nunca solicit√≥ mecanismos de castigo, sino un cambio de m√©todo en su intento de mejorar la competitividad. ‚??Pero el m√©todo no significa sanciones. Hay muchos modos de llevar a cabo las recomendaciones y alcanzar los objetivos fijados‚??‚?Ě.

‚??La discusi√≥n refleja las divisiones entre pa√≠ses, como Espa√Īa, que propugnan una formulaci√≥n m√°s conjunta de la pol√≠tica, y los que, como el Reino Unido, rechazan ampliar la influencia federal sobre los Estados miembro‚?Ě.

Se da la circunstancia de que, probablemente, Espa√Īa habr√≠a sido objeto de tales sanciones, as√≠ que la petici√≥n ha sido todo un ejercicio de humildad.¬† Es dificil de explicar entonces por qu√© la propuesta ha sido tan mal acogida en Europa, especialmente por Alemania. Quiz√° arroje algo de luz lo que publicaba el fin de semana Werner Mussler en el Frankfurter Allgemeine Zeitung:

‚??Tal y como se est√° poniendo de manifiesto, los espa√Īoles no quieren proseguir la tradici√≥n ‚??mantenida de manera reconocible por sus antecesores suecos‚?? de limitarse a ejercer la funci√≥n de ‚??mediador honesto‚?? sin intereses propios. Demasiado evidente resulta en este sentido que Zapatero espera obtener del ‚??gobierno econ√≥mico europeo‚?? ayudas para la enferma econom√≠a espa√Īola.‚?Ě

Es decir que donde oyeron “sanciones”, escucharon “ayuda”. ..uumm.

Print Friendly, PDF & Email