Domingo Buesa es concejal del Partido Popular y candidato a la alcaldía de Zaragoza. Sin embargo, el socialista Juan Alberto Belloch, alcalde de la ciudad, lo nombró Cronista Oficial de la EXPO 2008 y le dejó la difícil tarea de atender a los medios y a todas las autoridades que se acercaran a la Exposición Internacional que ayer cerraba sus puertas.

El encargado de explicar el día a día de la Expo nos contaba que si se ha podido organizar este evento “ha sido en gran parte gracias al Partido Popular, porque Rajoy ayudó mucho en el tema” y añade que “nadie ha utilizado la Expo políticamente y ha habido consenso“.

Nosotros incluso apoyamos los presupuestos generales de la ciudad para no dañar a la Expo.

Para Buesa ser Cronista Oficial de esta Exposición Internacional no significa que no la pueda criticar. De hecho, es especialmente duro con el Pabellón que la Comunidad de Aragón ha mantenido a lo largo de los últimos meses. “¡No hay nada!”, comenta. Asimismo, Buesa también critica a los países anglosajones que no se han acercado a la Exposición.

Faltan japoneses con sus cámaras, lo cual indica que internacionalmente no hemos cumplido las expectativas… Se marcaron objetivos muy bonitos, pero inalcanzables.

¿Por qué la Expo de Zaragoza no ha representado lo que en su día sí hizo la de Sevilla?, le preguntamos. “Hay alguna diferencia y es que la Expo de Sevilla era Universal y esta es Internacional, además se hizo en un momento clave para el mundo tras la caída del muro de Berlín. El nivel de exigencia y de participación de los diferentes países no es el mismo”, contesta.

A principio de año, durante la campaña electoral, el PP de Aragón evitaba hablar de trasvases, mientras en la Comunidad Valenciana hablaban sutilmente de ello. A Francisco Camps le entusiasma más el trasvase del Ebro que a usted…, le comento. “Los partidos nacionales debemos tener un discurso también territorial y eso no es nacionalismo”. “El agua es un elemento de solidaridad y cuando sobre en Aragón, podremos plantear hablar de trasvases para otras Comunidades”, explica.

Aún así, para Domingo Buesa es necesario un pacto nacional del agua que “no necesariamente tiene que pasar por el Plan Hidrológico Nacional. No todos queremos trasvases”. De hecho, Buesa defiende lo que algunos denominan “nueva cultura del agua”.¡Pero eso es muy progre!, le digo. “No, pero si no se derrochara tanta agua en las casas, la situación seria muy diferente. ¿Desaladoras? Lo que no se puede hacer es que haya gente sin agua, como en Barcelona. Ahora bien, lo que no vale es decir que no se quieren trasvases y luego hacerlos, como hizo Zapatero en Cataluña”, dice.

¿Habrá servido la Expo de Zaragoza para darnos cuenta de la necesidad de preservar el agua? De momento, Buesa no quiere trasvases y le pide a Rajoy que reflexione sobre el tema.