Katya Adler (BBC), Giles Tremlett (The Guardian), David Román (The Wall Street Journal), Marie-Noëlle Valles (AFP), Alberto Peláez (Televisa) y Steven Adolf (De Volkskrant) son algunos de los corresponsales que estaban en Madrid el 11 de marzo de 2004 y tuvieron que contar al resto del planeta el horror de los atentados y todo lo que les siguió. Al cumplirse 10 años del 11M, reviven su experiencia siendo testigos y a la vez protagonistas -por las presiones que recibieron de Moncloa insistiendo en la autoría de ETA- de un hecho que ha marcado la Historia de principios del siglo XXI.

Los cinco primeros corresponsales han explicado a El Mundo cómo vivieron el 11M, lo que más les impactó y las dudas sobre la autoría. Steven Adolf, por su parte, que en 2004 era presidente del Círculo de Corresponsales Extranjeros ha publicado en El País un artículo titulado: “Manipulación consciente o gestión nefasta” recordando aquel día y las llamadas desde La Moncloa. Otros han usado sus cuentas de twitter para recordar algun aspecto del 11M o comentar el aniversario.

Katya Adler de la BBC señala que recuerda dos cosas con especial énfasis de aquel terrible día: ” Cuando iba a Atocha vi en una señal de tráfico que alguien había hecho un grafitti que decía `No tenemos miedo´. Me impresionó muchísimo, no sólo porque acababan de estallar las bombas, sino porque fue la actitud que me encontré aquellos días. Y fui a Lavapies. Estaba segura que iba a encontrar una reacción violenta contra los inmigrantes… pero cuando llegué ¡nada! Me quedé fascinada con eso. Aquí la reacción fue mucho más local y política.”  También apunta sobre las presiones desde Moncloa: “El simple hecho de que un gobierno llamará para esto a los periodistas es increíble en una democracia europea”.

Giles Tremlett de The Guardian rememora: “Atentados en Madrid siempre había habido, pero enseguida vi que ese era diferente”. Y recuerda también las llamadas: “El gobierno insistía en ETA y yo recibí una llamada desde la Moncloa insistiendo. Y me sorprendió, porque a mi hasta entonces nadie me habia llamado desde la Moncloa en casi 10 años”. Explica que en su diario decidieron mantener todas las opciones abiertas y en la última edición que cerraron a las 2 de la madrugada ya decían: “podría haber sido Al Qaeda. la autoría no estaba nada clara”.

Steven Adolf, corresponsal en la actualidad del diario holandés de Volkskrant y del belga De Standaard, recuerda cómo en la misma tarde del 11 de marzo de 2004: “Algunos corresponsales acreditados y miembros del Círculo de Corresponsales recibieron una llamada desde La Moncloa. En esta, notablemente incómoda por el carácter poco habitual de la llamada, una colaboradora de la comunicación del área internacional instaba a apuntar en las crónicas y difusiones que ETA era la autora de los atentados.”

 

Y añade: “Con su política alrededor del desastre del Prestige, el segundo Gobierno de José María Aznar ya tenía bastante mala fama en temas de comunicación entre los corresponsales extranjeros. Pero aquí se cruzó una línea roja. El Círculo de Corresponsales mandaba una carta al secretario de Estado de Comunicación en funciones, Alfredo Timermans, expresando su malestar con las llamadas, más en particular porque la información no se correspondía con la realidad o eran conclusiones prematuras en relación con las investigaciones. Hasta el día de hoy nunca recibimos una respuesta.”

David Roman por su parte, señala que en 2004 The Wall Street Journal estaba centrado en noticias exclusivamente económicas y financieras: “Tuvimos un momento en el que debatimos si la noticia importaba, si era para nosotros… y nos dimos cuenta que si y empezamos a sacar noticias urgentes porque vimos que era más que un atentado normal y corriente. Y recuerdo que desde el extranjero su principal preocupación era saber si había sido un atentado islamista. Yo les dije que probablemente, no, que había sido ETA.”  Sin embargo cuando llegaron los primeros indicios que apuntaban a Al Qaeda a mis compañeros en el extranjero no les extrañó, para ellos siempre fue una opción”.

Alberto Pelaez de Televisa recuerda que desde su canal le dieron mucha cobertura: “Era una noticia de mucho calado para toda América Latina y para México. Si era ETA, porque durante mucho tiempo hubo allí refugiados de la banda.” y añade: Asumimos que era ETA porque es lo que estaba diciendo el gobierno de Aznar. Pero hacia las dos de la tarde, yo tenía hilvanados unos cabos sueltos… porque no tenía el tufillo de ETA.”

Marie-Noëlle Valles de AFP apunta: “Enseguida nos dimos cuenta de que no era la misma historia de siempre. A la oficina de Madrid llegaron unos 20 enviados especiales. Desde aquel momento se trabajó sin descanso los siguientes 4 días, 24 horas del día”. Señala la dificultad de afrontar el discurso oficial y el resto de informaciones contradictorias: “la red mundial de AFP nos permitió hacer análisis con expertos en antiterrorismo en diferentes capitales (Londres, París, Washington…) para evaluar la factibilidad de las diferentes vías de investigación: la de ETA que defendía el gobierno y la islamista que se fue dibujando a medida que pasaban las horas”.

En sus cuentas de twitter, otros corresponsales extranjeros han comentado el 10º aniversario de los atentados:


Valerie Demon de La Croix: “Incluso 10 años después, el 11M sigue siendo un día doloroso. Queda esa luz: la dignidad de los españoles”

Henry de Laguerie de Europe 1: “España, ese país en el que las personas se odian tanto que incluso las víctimas del terrorismo se dividen en asociaciones antagónicas 11M”

Lisa Abend de Time: “Ya han pasado 10 años de aquella terrible mañana en la que terrorista mataron a 192 personas con bombas en trenes de cercanías de Madrid”

Matthieu de Taillac de Le Figaro: “Entonces, el gobierno de Aznar habia acusado a ETA. Una teoría que servía mejor a sus intereses que la pista islamista, que finalmente era la acertada. Hoy la mayoria de la derecha ha tomado sus distancias con las teorías de la conspiración”

Graham Keeley de The Times: “La portada de hoy de la Vanguardia es una vergüenza. Habla de mezquinas políticas locales y relega el aniversario de los atentados de Madrid a una página par. Parroquialismo que se ha vuelto loco”

Cecile Thibaud: “10 bombas, 4 trenes, 191 muertos. Madrid se acuerda hoy de los atentados del 11 de marzo 2004″.

Guy Hedgecoe de The Irish Times: “@ElMundo casi pide disculpas por cobertura de 11M durante 10 años. `Dimos crédito a informaciones faltas de rigor´.”

Josto Maffeo de Il Messaggero: “Entre teorías -opuestas, antagónicas y mediopensionistas- en la práctica nadie sale indemne. Y las más importantes siguen siendo la víctimas

Damien Lemaître de Le petit Journal: Madrid. 11/03/2004. Diez bombas, 4 trener, 191 muertos, 1.857 heridos. 11/03/2014. 21 terroristas condenados. 365 victimas condecoradas con medalla. #11M”

Elisabet O´Leary de Reuters:”Se cumplen hoy 10 años de las bombas del 11 de marzo que mataron a 191 personas. Asqueada por la política egoísta que sigue habiento en torno a lo que sucedió”

Print Friendly, PDF & Email