[3-6-2008] Iñaki Gabilondo en Noticias Cuatro: “Tendemos a creer que el primero de los datos, el del paro, nos afecta a ??nosotros?; y que el segundo, el del hambre, les afecta a ??ellos?. Error. Es una mirada equivocada, prehistórica. Sólo entraremos en la historia cuando reconozcamos que la globalidad, de la que hablamos sin cesar, nos obliga a ver el mundo como un cuerpo humano único.

Imagen de previsualización de YouTube

Pero todavía seguimos en el pasado. Para el hambre del mundo, un poco de dinero. Nuestra receta es un espolvoreo de solidaridad, una versión actualizada y laica del Domund. Y está bien, naturalmente. Pero es inútil que nos engañemos porque intuimos, casi casi sabemos, que no tendremos futuro si no transformamos profundamente nuestra manera de vivir. Ya hoy, hasta los análisis más superficiales de este problema nos obligan a poner en cuestión nuestros comportamientos. Desde el proteccionismo agrícola de Europa y de los Estados Unidos hasta unos modelos de desarrollo y crecimiento poco o nada sostenibles. Pero en fin, todavía podemos fingir unos pocos años más, y seguir como si nada. Pero más pronto que tarde tendremos que hacer frente a la evidencia. Lo que les pasa nos pasa. No nos pasa sólo nuestro paro; nos pasa también su hambre. Tendremos que ampliar el significado del pronombre “nosotros” y extenderlo un poco más allá de nuestras narices. Y olvidar la estupidez suicida de pensar que no importa si hay fuego en el edificio porque no es en nuestro piso.”

Print Friendly, PDF & Email