Aunque no me cambia la lectura política de fondo: que la forma en que se ha llevado propuesta de modificacion constitucional -al menos en sus primeros días- es una patada en la boca del 15M, Felipe Gonzalez intenta lo que le falta -aún- al candidato Rubalcaba… La claridad de ideas que necesita el líder para hacerse oír… No es necesario que se ponga sesudo como el ex presidente, declaraciones más mundanas como recordarnos que es una medida que pretender evitar, por ejemplo, déficits irresponsables de ciudades que estan en la boca de todos, como Marbella, nos harían ir encajando la medida sin que pareciese una cacicada impropia de un partido progresista.