La filial en EEUU de Acerinox, North American Stainless (NAS), se ha adjudicado un contrato para suministrar las barras de refuerzo de acero inoxidable que serán usadas en el puente canadiense de Champlain. Proveera unas 15.000 tonealas de barras, cuyo valor se estima en unos 40 millones de euros a precio de mercado. El plazo de entrega se extiende hasta 2016.

El puente de Champlain es parte de un importante proyecto de infraestructura valorado en 4.200 millones de dólares canadienses (cerca de 2.950 millones de euros) que cruzará el río San Lorenzo, uniendo las localidades de Ile des Soeurs y Brossard, en el extrarradio de Montreal (Canadá).La obra es de 8,4 kilómetros de distancia, incluye mejoras en la autovía ya existente y la construcción de un nuevo puente de 3,4 kim y tres corredores de transporte separados, en el que se invertirán 2.150 millones de dólares canadienses (1.500 millones de euros).

La española ACS también participa en este proyecto al adjudicarse en abril pasado la construcción del puente el consorcio en el que está presente. Los trabajos comenzaron el pasado mes de junio y la fecha prevista de apertura es diciembre de 2018. Las barras de refuerzo de Acerinox fueron la opción elegida debido a las duras condiciones climatológicas de la zona y el habitual uso de sal contra la formación de placas de hielo en la calzada.

El antiguo puente de Champlain

 

 

(Foto: Flickr/Oknidius)