Las grandes constructoras españolas siguen ganando importantes contratos industriales en el exterior. ACS acaba de adjudicarse uno valorado en 315 millones de euros y por el que ejecutará un gran complejo de fertilizantes en Ain Sohkna, a unos 100km de El Cairo. Por su parte Acciona construirá dos depuradoras en Kutahya y Akşehi por un importe conjunto de 25,5 millones de euros.

acs-sede

ACS ha ganado a través de su filial Intecsa Industrial un importante contrato otorgado por NCIC (El NASR Company for lntermediate Chemicals) para entregar “llave en mano” la mitad del complejo de fertilizantes proyectado en Ain Sohkna, que será el más grande de Egipto.

La empresas española se encargará de la ingeniería, suministro de equipos y materiales, y de la construcción de dos plantas, una de acido sulfúrico y otra de DAP (fosfato diamónico) y TSP (superfosfato triple). Está previsto que la obra dure 30 meses y el montante económico es de 315 millones de euros. El complejo de fertilizantes será el más grande de Egipto.

Por su parte Acciona ha resultado adjudicataria de los contratos para el diseño, construcción y puesta en marcha de las nuevas Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) de la ciudades de Kutahya y Akşehir, en Turquía. En la primera, la planta alcanzará una capacidad de tratamiento de cerca de 100.000 m3diarios, ampliables a 120.000 m3 diarios en una segunda fase y atenderá a una población de 450.000 personas. Este contrato está valorado en 15,1 millones de euros.

Mientras que el contrato de Akşehir, en la provincia de Konya, en la Anatolia central, al suroeste del país, tiene un presupuesto de 10,4 millones de euros y comprende dos fases. En la primera, se ejecutará el diseño, ingeniería y construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales con capacidad de tratamiento de cerca de 15.000 m3 diarios que serviría para atender a una población de 65.000 personas. La planta podrá ampliarse en una segunda fase hasta 18.000 m3 diarios para dar servicio a 80.000 personas.

ACCIONA DEPURADORA