Se llama Ramón Adell Argilés y desde 1975 acude a todas las manifestaciones, mitines o actos políticos que puede. Calcula que habrá asistido unos 1.200 de los que ha recopilado un enorme archivo de toda la propaganda y merchandising que el mensaje político español ha generado. En esta entrevista de radiocable.com explica como empezó a recolectar panfletos y material, como han ido evolucionando las manifestaciones y recuerda algunas de las anécdotas que más le han marcado.

Ramón Adell Argilés

Ramón Adell Argilés es ahora profesor de sociología en la UNED. Porque lo que empezó como una afición personal -recopilar propaganda clandestina- fue luego derivando en un interés más amplio y profesional: “Me di cuenta de que no tenía sentido guardar ese material sino estaba ordenado, porque cada papel tiene un antes y un después, un contexto. Luego estudie sociología y vinculé mi vida a la transición. Pero no como actor, porque no tenía ni edad, ni interes partidista, sino como observador”.

El se refiere a su colección como “BAP-RA”, Biblioteca y Archivo de Propaganda Ramón Adell. En ella tiene más de 9000 carteles, panfletos, programas pero también videos, grabaciones de cuñas y mensajes, cascos de policías, balas de goma, un impresora de pasquines vietnamita… Es como un gran bazar de la mercadotecnia política de una generación. 

Ramón Adell en un montaje en su archivo
(Foto: S8A)

Ramón Adell se planteó estudiar lo que se movía en la calle y para hacer su tesis doctoral “La transición política en la calle. Manifestaciones en Madrid 1975-1987″ acudió a todos los actos políticos que pudo. “Se puede decir que he ido a todos los importantes”. Calcula que habrá asistido a unas 1.200 manifestaciones y destaca como las más emotivas la del 27 de febrero de 1981 tras el intento golpe de estado de Tejero o las marchas de mineros de los 80.

Recuerda también que hubo un tiempo en que las manifestaciones no eran actos festivos ni lúdicos: “hubo periodos duros y dificiles. No hay que olvidar que entre el año 70 y el 85 hay un centenar de muertos españoles en manifestaciones”. Y explica que él mismo vio en Madrid, Barcelona o Pamplona a gente fallecida. 

Ramón Adell explica también que la forma de manifestarse ha cambiado mucho en estos 35 años en España. “Los nuevos movimientos sociales ya no recurren a la masa. Recurren a pequeñas acciones, parodias, shows, happenings…ambientes más festivo para lograr una foto y llamar la atención”. Aunque también recuerda que en el periodo 1996-2005 hubo en España grandes manifestaciones masivas, cuando PP y PSOE las convocaban de forma unitaria contra el terrorismo o las del “No a la guerra”.

“Yo he llegado a decir que España fue el pais que más se movilizó por la paz. Pero curiosamente por dos circunstancias que eran totalmente polarizadoras para la propia sociedad española. Y es que media sociedad se manifestaba por la paz y contra el terrorismo interno de ETA y otra media España se manifestaba por la paz y contra la intervencion española en una guerra que no venía a cuento”.

Libros sobre propaganda del archivo de R.A.

Print Friendly, PDF & Email