Este 30 de agosto es el Día Internacional de los Desaparecidos. Con este motivo Amnistía Internacional ha publicado un comunicado en el que repasa el drama de estas desapariciones en todo el mundo. Y con respecto a España calculan que más de 114.000 familias siguen sin saber donde están sus seres queridos, desaparecidos durante la Guerra Civil y el franquismo.

 

Imagen de previsualización de YouTube

La ONG habla de la desaparición forzada como una “grave violación de derechos humanos cometida por los Estados o con su colaboración que ha afectado y afecta a decenas de miles de personas en todo el mundo, con casos registrados en más de 80 países”. Y piden a los Gobiernos de todo el mundo que inicien investigaciones imparciales sobre todo los casos de desaparición forzada, lleven ante los tribunales a los responsables y ratifiquen la Convención sobre Personas desaparecidas de Naciones Unidas.

Para Amnistía Internacional decenas de miles de personas fueron víctimas de desaparición forzada tanto durante la Guerra Civil como durante el franquismo. “Más de 114.000 personas así lo han denunciado ante los tribunales españoles. Pero el Gobierno sigue obviando la responsabilidad del Estado de investigar estas graves violaciones de derechos humanos y garantizar justicia y reparación a las víctimas. España tiene el deber de poner fin a la prolongada injusticia de la que han sido objeto las víctimas de desaparición forzada y sus familiares, llevando a cabo las investigaciones necesarias para dar a conocer el paradero de los restos de estas personas, y esclarecer las circunstancias en que tan graves abusos se produjeron”.

Además denuncian que el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas de Naciones Unidas lleva años solicitando al Gobierno español información sobre cuatro casos de desapariciones forzadas durante la Guerra Civil y el franquismo, sin que el Ejecutivo haya facilitado ningún tipo de información al respecto todavía. El Grupo expresó también preocupación en mayo de 2010 por la suspensión del juez Baltasar Garzón y enfatizó sobre el derecho de las víctimas a la verdad.

Amnistía considera que en la actualidad las autoridades españolas siguen sin cumplir sus compromisos con la legalidad internacional. “En junio, España modificaba su Código Penal con un deliberado e injustificable ??olvido?: no se ha incorporado expresamente el delito de desaparición forzada, conforme a la definición de la Convención de Naciones Unidas para la Protección de las Personas ante la Desaparición Forzada, que España ya ha ratificado”.

Y además de las desapariciones durante la Guerra Civil y el franquismo, mencionan el caso de el ciudadano español de origen sirio, Mustafá Setmariam Nasar detenido por agentes pakistaníes, entregado a las autoridades estadounidenses y desaparecido desde 2005. Su nombre aparecía en una lista de ??terroristas más buscados? del FBI. Las autoridades estadounidenses ofrecieron una recompensa de cinco millones de dólares por información sobre su paradero. Pero su nombre fue borrado de esa lista con posterioridad a su presunta detención en Pakistán. El Gobierno español tiene la responsabilidad de llevar a cabo todas las gestiones posibles y exigir al Gobierno de Estados Unidos que aclare el paradero de Setmariam.

Fosa conn restos de desaparecidos
(Foto: Flickr/Iñaki1936a)

Print Friendly, PDF & Email