alberto garzon

En un encuentro organizado por el Círculo de Corresponsales Extranjeros, el líder de izquierda Unida admitió que España vive un momento “agitado y muy difícil” con la amenaza de ingobernabilidad sobre la mesa: “Es muy probable, no hay precedentes como este”, aseguró. En este sentido apuntó que cree que de confirmar las urnas esta situación habría un pacto PP-PSOE, con el mensaje de la estabilidad como bandera. Garzón además se mostró crítico con Podemos.

La reunión, que tuvo lugar el pasado 9 de marzo, fue recogida por medios como Diario de Noticias y la agencia Ansa. El rotativo portugués destaca en la crónica de Belén Rodrigo el reconocimiento de Garzón del “difícil” momento que vive España y sus ataques contra Podemos. Lo mismo que la agencia italiana, cuya nota, firmada por Mónica Uriel, se titula: “Podemos es `maquinaria electoral´, no un partido”. Por su parte Mathieu de Taillac, corresponsal de Le Figaro, comentó el encuentro, con un toque de humor desde su cuenta de twitter.

Como argumento de que en caso de escenario fragmentado, habría una gran coalición entre los dos partidos principales, PP y PSOE, el líder de IU apuntó: “Las grandes empresas y mercados hablan del interés de que exista un escenario de estabilidad y el PP y el PSOE hablan de la solidez que representan ellos, frente al caos que representan los partidos más pequeños.”. Pero advirtió de que esta situación supondría un gran “desgaste” y “castigo” para el PSOE, al que ve con miedo porque “ya no puede ser el partido que fue” y que incluso podría vivir una situación similar a la del PASOK en Grecia.

En este sentido, Garzón señaló la importancia de las elecciones en Andalucía, que tendrán impacto en las generales. Y comentó que la fecha fue “muy bien elegida” por el PSOE, para que el resultado de Podemos, “que no será tan bueno como en otras autonomías”, sirva para mostrar al resto del país que el partido de Pablo Iglesias “no tiene tanta fuerza” y empiece a perder peso.

Podemos centró de hecho buena parte de las declaraciones del líder de IU en su encuentro con la prensa internacional. Reconoció que la formación ha sabido “leer muy bien el momento político” para recoger el voto de castigo e indignado aprovechándose de que IU ha “pecado de falta de ambición política” en este terreno. Pero aseguró: “la estrategia de Podemos no es de izquierdas. Es un populismo de izquierdas. Y una salida populista no es una salida posible”. Acusó a Podemos de intentar “convertir la política en marketing”, utilizar la “táctica de la ambigüedad” y ser “más una maquinaria política que un partido.”

El político también comentó con los corresponsales la posibilidad, sugerida por las encuestas, de que Izquierda Unida pierda la plaza de tercera fuerza política en España: “Es imposible saber lo que va a pasar. En las últimas elecciones de Andalucía, hace tres años, IU obtuvo el 12% de los votos y no los 6% que daban los sondeos”.

Print Friendly, PDF & Email