El Gobierno de David Cameron ha nombrado a la consejera delegada del Santander UK, Ana Patricia Botín, como uno de los cinco miembros externos de un consejo formado para promover la “City”, el sector financiero del Reino Unido.

La hija de Emilio Botín estará en el llamado Consejo de Servicios Financieros, Comercio e Inversión (FSTIB, por sus siglas en inglés), creado este año por el ministro británico de Economía, George Osborne con la misión de atraer inversiones y fomentar el comercio externo, según el Tesoro.

El FSTIB estará presidido por Charles Roxburgh, director general de servicios financieros del Tesoro, y estará formado por destacados representantes del Ministerio británico de Asuntos Exteriores y del Ministerio de Empresas, entre otros departamentos.

Y contará con cinco miembros independientes externos: la española Ana Patricia Botín; el presidente del HSBC, Douglas Flint; el consejero delegado del Aberdeen Asset Management, Martin Gilbert; el presidente del asegurador RSA, Martin Scicluna, y Xavier Rolet, consejero delegado del London Stock Exchange Group. Los cinco son líderes en sus respectivos sectores con una amplia experiencia en el área de servicios financieros, y facilitarán asesoramiento a las deliberaciones del FSTIB.