Imagen de previsualización de YouTube

Un árbol de 12 metros conocido como “árbol dita” en Filipinas (también llamado de quinina australiana)  se convirtió en el improvisado refugio de 36 personas de 7 familias durante las inundaciones de finales de septiembre. El árbol ha sido bautizado como “el árbol de la vida”. Más de 30 personas murieron en esa comunidad (Barangay Bagong Silangan, aldea nueva del este, Ciudad Quezón, Metro Manila) durante el desastre.

Las 36 personas que se salvaron gracias a este árbol se quedaron en las ramas desde las 10 de la mañana del 26 de setiembre hasta las 3 de la madrugada del día siguiente y bajaron mientras el agua todavía les llegaba a la cintura: “estaban con frío y hambre después de 17 horas”-explican en arkibongbayan. El mayor tenía 60 años y el menor dos semanas. Ellos mismos rescataron a un bebé de dos meses que flotaba sobre un techo de alumino. Los supervivientes contaron después que “había muchas serpientes grandes que también buscaban refugio en el árbol”.

Según algunos aldeanos, hay otro árbol más pequeño que también fue usado por una familia como refugio temporal: “Había un bebé de dos meses que fue arrastrado por la corriente de la inundación cerca del árbol y el bebé también se salvó”.  -cuenta GlobalVoices

[fuente arkibongbayan  via globalvoices]