Un Oriente Medio en paz ¿Posibilidad o quimera…?

La XIV edición del festival de Al Abustan (El Jardin) de las artes y la música este año dedicado a España, se ha celebrado en Beirut simultáneamente a la Cumbre de la Liga Árabe, en la que el proyecto de paz para la solución del conflicto palestino- israelí enciende de nuevo una llamita de esperanza.
Para muchos cualquier iniciativa en un escenario de guerra que no se circunscriba al poder, el dinero y las armas para solucionar los conflictos, raya casi siempre con la frivolidad y siempre con lo estéril.
Decía Galeano en el Festival de Cine del Sahara: ” ¡Que mundo éste…, que mundo en que la paz está en manos de los que hacen el cochino negocio de la guerra!” Y así es, y no ??porque así nos parezca?. Desgraciadamente es que ellos bailan de esa manera siniestra.

Otros pensamos que ??la mejor venganza contra la oscuridad es encender una vela de esperanza? Así lo han sentido también quienes han acudido a Beirut como transmisores de la cultura española.
Por eso Pepa Chacón, permaneció allí durante 7 días enseñando a bailar a mujeres libanesas, bailes flamencos. Mujeres que en la última jornada del festival exhibieron sus rudimentarios conocimientos, como baluarte contra la sangre y el miedo. Sus armas han sido las emociones, y la risa entre las tinieblas.
Yo he visto a Pepa bailar muchas veces, y la imagino allí como baila ella: mirando al frente, gustándose en una danza única, no se sabe con quien o contra qué dioses. ¿Fue un duelo entre la Carmen de Bizet y la cigarrera… ? Fue el duelo de Pepa Chacón contra la guerra

Quizas el embrión de un pacto de paz diferente se está abriendo camino imperceptiblemente en esa Europa, que aprende danzas árabes y que lleva a Oriente las propias. Hasta ahora no lo han conseguido los señores de la guerra ¿Lo lograrán, por otros caminos, las hembras…?

 

 

Print Friendly, PDF & Email