El periódico norteamericano International Herald Tribune/ The New York Times publica un texto de Raphael Minder en el que se defiende que “los bajos costes laborales hacen España atractiva a los ojos de los fabricantes extranjeros de automóviles”

“A pesar del pesimismo económico que la envuelve desde el comienzo de la crisis financiera -explica The New York Times-, España tiene al menos un aspecto industrial brillante. El país y su mano de obra cualificada pero desocupada se han vuelto a convertir en un faro para los fabricantes europeos de automóviles. Cuatro años de trastornos económicos y la mayor tasa de paro de la eurozona han hecho el mercado laboral español tan atractivo ??aproximadamente un 40% menos costoso que los de los otros grandes países europeos fabricantes de vehículos, Alemania y Francia- que Ford Motor y Renault anunciaron hace poco planes para expandir su producción en España. Incluso antes de tales anuncios, otros fabricantes se habían comprometido este año a abrir nuevas plantas o expandirse por un valor de 2.000 millones de euros.

Algunos expertos sostienen que esas ganancias en competitividad e inversiones es precisamente lo que España precisa para que se recupere su economía y disipe cualquier duda sobre si el país puede permanecer en el euro.

(…)  Al contrario que la mayoría de los otros sectores españoles, el de la fabricación de automóviles no tiene acuerdo de convenios colectivos sectorial con los sindicatos. Como resultado, cada fabricante puede ajustar los horarios con sus empleados y responder a las variaciones en la demanda. A cambio, las empresas han prometido a los trabajadores que no se someterán a los enormes despidos de otras partes de la economía y que han contribuido a elevar la tasa de paro a un récord del 25%. Desde el comienzo de la crisis en 2008, las fábricas de coches han recortado más o menos el 9% sus plantillas en contraste con el 21% de la industria española en general.

Print Friendly, PDF & Email