La revista financiera británica ataca el sistema financiero español en un artículo en el que explica como al inicio de la crisis los bancos españoles fueron elogiados por su regulación que les protegió del impacto del estaliido de las subprime en EEUU pero ahora son ??la mayor fuente de preocupación de todos los países, como consecuencia de sus necesidades de capital y la situación de las finanzas públicas?. The Economist hace un juego de palabras y habla de que han pasado de ser “heroes”o ganadores  a “ceros” o vencidos.

El Banco de España
(Foto: Flickr/Oliventino)

El jucio se basa en la última revisión llevada a cabo por el Consejo de Estabilidad Financiera (la agencia creada en 2009 por el G-20 para vigilar los mercados) sobre el sistema bancario español que estima que “el sistema financiero español capeó el embate inicial de la crisis global relativamente bien en comparación con otros países desarrollados. Sin embargo, la crisis ha tenido importantes efectos secundarios que ha llevado al estallido de la burbuja inmobiliaria creada con anterioridad”.

The Economist también cita un estudio de Carmen Reinhart (Universidad de Marylan) y Ken Rogoff (Harvard), según el cual el precio de la vivienda tiende a la baja de cuatro a seis años tras alcanzar un máximo. Eso les lleva a la conclusión de que la bajada en nuestro país se ha realizado de una manera particularmente lenta por el freno que han supuesto las hipotecas baratas, pero que el elevado stock de pisos provocará más caídas en los precios aún durante un tiempo.

Y un tercer motivo de preocupación, segun la revista británica, son las cajas de ahorros que aunque son entidades de pequeño tamaño son “tan capaces de crear graves problemas como los grandes bancos”.