BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

La insistencia tenaz de Ana Pastor durante más de un año, consiguió que Antonio Banderas se sentase ayer en el plató de 59 segundos (tve), como reconoció sonriendo el propio Banderas. Hablar de algo tan comprometido en este país como la política nunca es fácil. Pero aceptó, lo cual dice mucho en su favor.

Banderas llegó al estudio sonriendo, tímido. Alguien se acercó a presentarse y Antonio Banderas le contestó: -yo te conozco, -dijo humilde, algo intimidado- os sigo habitualmente por el canal internacional. Era cierto. Ana Pastor empezó las gestiones el día que alguien le contó que Banderas era seguidor del programa.

La entrevista estaba justificada.  Antonio Banderas, como recordaba hoy ella en Rne, no solamente es una personalidad internacional sino que trata con cierta frecuencia con personajes como Obama, Schwarzenegger…entre otros tantos políticos, intelectuales y artistas de la sociedad norteamericana. Su visión, por tanto, es privilegiada. Banderas además realiza un minucioso seguimiento de la actualidad española e internacional, como demostró en sus respuestas.

Antes se había fotografiado sonriente con todos aquellos que le paraban, uno por uno por los pasillos, y no fueron pocos. Se sentó humildemente en la silla diciendo: “a ver si salgo vivo”, y aceptó el juego del micrófono y el límite de tiempo sin una sola queja. No todos lo hacen. Hay políticos que se niegan a participar en el programa por miedo a tener que sintetizar en un minuto sus regates orales. 

Actuó como el diplomático que es; “Rajoy es un gran orador”, “Zapatero es el elegido”, dijo, pero sin reparo en dejar clara su posición: “America se merece a Obama”, e incluso afirmó que habría hecho campaña apoyando a Zapatero.

Una cosa que me impresionó es que llegó acompañado de dos personas que trabajan para él absolutamente encantadoras. Las escudriñé. Banderas se rodea de gente amable, sencilla, sin dobleces. Señálame a quienes te rodean y te diré como eres. 

No tengo que confesar a estas alturas del post que el personaje me tenía entregado. Pero es que en maquillaje había tenido un par de detalles que confirman, una vez más, que los personajes más grandes, suelen ser los más sencillos.