El Gobierno británico ha  insinuado que podría recortar los 3.400 millones de libras (4.318 millones de euros) del canon con el que financia la cadena pública si ésta no deja de pagar sumas astronómicas a sus presentadores estrella. Es lo que asegura un artículo de The Sunday Times, que cita una comunicación del Ministro de Cultura, Andy Burnham, que considera que los contratos millonarios están socavando la confianza de los ciudadanos en la emisora, especialmente en estos tiempos de crisis y tras el escándalo protagonizado por uno de esos presentadores.

Oficina de la BBC

Jonathan Ross, la estrella mejor pagada de la BBC -cobra al año el equivalente de unos 7.2 millones de euros- y su colega Russell Brand, llamaron por teléfono al actor Andrew Sachs de 72 y le gastaron una broma sexual de mal gusto: dejaron en el contestador automático un mensaje en el que le decían que el segundo se había acostado con la nieta del actor. La grabación se emitió en antena y generó tantas protestas que obligado a la cadena a suspender durante tres meses a sus dos presentadores.

Todo este escándalo ha provocado malestar en el público británico que es quien sufraga la cadena de radio y televisión pagando un canon. Por ello se está prestando especial atención a los altos sueldos de mucha gente en la BBC. Medios como el News of the World aseguran que los 50 ejecutivos mejor pagados de la BBC ganan entre todos 14,3 millones de libras (unos 18,2 millones de euros), con sueldo superiores a las 190.000 libras anuales (240.000 euros) que en el caso del director general Mark Thompson asciende a 816.000 libras (más de un millón de euros).

Todo esto se produce además en un momento en el regulador de la radiodifusión del Reino Unido, el Ofcom, ha asumido la iniciativa de reformar el modelo de televisión pública. Y propone un nuevo canon para financiar la BBC.

Y toda la polémica está siendo aprovechada por el partido conservador, algunos tabloides y las cadenas privadas para reclamar que el dinero que se lleva la BBC, se comparta con otra televisiones.