La mayor productora de biodiésel de España, Infinita Renovables, ha cerrado dos plantas. La segunda empresa, Entabán, tiene paradas tres de sus cuatro instalaciones… El sector de los biocombustibles españoles denuncia que las importaciones y la pasividad del gobierno están hundiendo a esta industria.

Una planta de biodiesel
(Foto: Flickr/radven)

Infinita Renovables, nº1 en España y considerada la tercera compañía de Europa cierra sus dos plantas de Castellón y Ferrol y anuncia un expediente de regulación de empleo que afecta a 100 trabajadores. El segundo productor español, Entabán, mantiene paradas tres de sus cuatro plantas. Son las dos compañías de referencia en España y se están viniendo abajo. Y denuncian que el 95% de las plantas españolas ha dejado de funcionar. ¿El problema? La avalancha de biodiésel más barato procedente de Argentina e Indonesia que acapara el 60% de la demanda.

La industria del biodiésel español acusa al Ministerio de Industria y, en concreto, al nuevo secretario de Energía, Fabrizio Hernández, de estar acabando con el sector al tener paralizado desde hace más de dos meses un borrador de orden ministerial que bloquea las importaciones desleales de este biocarburante. Creen que esta medida permitiría al sector competir en “igualdad de condiciones”, ya que denuncian que Argentina e Indonesia se benefician de un sistema de tasas diferenciales a la exportación.

A esto hay que añadirla dificil situación que ya vivía esta industria en España por la crisis y las importaciones “desleales” de biocombustibles de EEUU. Segun la seccion de Biocarburantes de las Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), si “l ministerio no desbloquea de inmediato esta tramitación, el sector habrá desaparecido en su totalidad, dejando sepultada una inversión de cerca de 1.400 millones de euros y más de 6.000 puestos de trabajo”. [visto aqui]

Print Friendly, PDF & Email