La atención en EEUU sigue centrada en el estado de Luisiana y en Nueva Orleans donde el huracán Gustav ha hecho renacer el fantasma del Katrina. Para intentar evitar un desastre de las proporciones del de 2005, las autoridades se están esforzando en tomar medidas de precaución y dar la sensación de estar activas y preparadas para lo peor. Diversos cuerpos del Ejercito están en alerta por si deben intervenir… los dirigentes de Blackwater también se están preparando por si vuelven a requerir sus servicios.

Paracaidistas de Blackwater

Responsables de la compañía de seguridad privada están haciendo, según desvela la revista Wired, una lista de personal de seguridad cualificado susceptible de ser desplegados en zonas afectadas por el Gustav, como ya ocurrió en 2005 cuando la falta de personal se seguridad -buena parte de la Guardia Nacional de Luisiana se encontraba en Irak- obligó al Gobierno a recurrir a sus servicios. Entonces hubo gran controversia ya que era la primera vez que una corporación militar privada se desplegaba en suelo americano.

Ahora en previsión de un escenario similar, están enviando emails a su base datos de personal en los que anuncian que buscan agentes con capacidad para hacer arrestos y “estatus de armados” -piden especificar el arma y no aceptan los revolvers-. En el mail se especifica también que sólo buscan personal de 15 estados y que los interesados deben ser ciudadanos de EEUU.

En 2005, justo después del paso del Katrina, agentes de Blackwater fueron, según el periodista Jeremy Scahill autor de un libro sobre la empresa, los primeros en desplegarse y patrullar por la zona… aun sin haber sido contratados oficialmente. Se adelantaron a la mayoría de las agencias federales, y luego el Departamento de Seguridad oficializó la relación. Blackwater llegó a recibir 950 dólares diarios por hombre desplegado. Y en un momento dado hubo 600 agentes se seguridad privada operando desde Texas hasta Mississipi.

http://video.google.com/videoplay?docid=6496156703231885434
Print Friendly, PDF & Email