Tony Blair

Hasta cuatro veces se ofreció el ex primer ministro británico a Gerry Adams, lider del brazo político del IRA, para verse en persona con los terroristas. Quería intentar por todos los medios evitar que el proceso de paz de Irlanda del Norte fracasara por el tema de las armas ilegales. Hubiera sido el primer líder de un gran país occidental en reunirse con los jefes de una organización terrorista y lo hubiera hecho incluso aunque estos fueran enmascarados. Lo cuenta Jonathan Powell, ex jefe de gabinete de Blair, en un nuevo libro.

 “Great Hatred, Little Room: Making Peace in Northern Ireland” (Mucho odio y poco espacio: Haciendo la paz en Irlanda del Norte) es el título del libro y el diario The Guardian está publicando algunos adelantos. Incluso se puede escuchar al propio Powell comentar algunas de sus revelaciones. Por ejemplo como fue el primer encuentro entre Blair y Adams… en una habitación sin ventanas. [ESCUCHAR]

Entre las cosas que se cuenta en el libro también destaca que Blair corrigió personalmente el borrador de un comunicado del IRA con Adams en 2003 o que Powell redactó otros. Hubo además varios acuerdos secretos con el lider del Sinn Fein.

La posibilidad de reunirse en persona con los terroristas le fue sugerida a Blair por… Bill Clinton poco después de abandonar la Casa Blanca. El dirigente laborista buscó entonces insistentemente una entrevista con la dirección militar del IRA, a través del Sinn Fein, para persuadirles de que les convenía desarmarse y firmar un acuerdo de paz.

Tony (Blair) estaba convencido de su poder de persuasión sobre la gente. Tres o cuatro veces le indicó a Gerry Adams que le gustaría entrevistarse con el Consejo Militar del IRA”, recuerda Powell. “El presidente de Sinn Féin le dijo la primera vez: “Bueno, no estoy tan seguro de eso”, y en otra ocasión le respondió: “Sí, tal vez”, pero finalmente no salió nada”.

El libro de Powell también revela detalles de algunos de los acuerdos secretos a los que Blair llegó con Adam -como excarcelar a presos antes de lo que manifestaba publicamente- o que Brian Keenan fue el lider terrorista clave para conseguir que la organización se desarmara y llevar el proceso a buen término.