“Moving Forest” es un proyecto artístico y de denuncia del estudio de arquitectura holandes NL architects. Con él pretenden evidenciar la falta de espacio verdes y naturales en concepcion urbana y las ciudades contemporáneas. Es una especie de bosque de 100 árboles… plantados en carritos de la compra. Así el público puede colocarlo a voluntad donde mejor les parezca.

Imagen de previsualización de YouTube

La instalación se implantó en una zona peatonal de Amsterdan para el Urban Play event 2 de este año [FOTOS]. El “bosque” ocupaba una superficie de unos 30 metros de largo y sirvió para cambiar el paisaje de la ciudad durante seis semanas y que los ciudadanos interactuaran con él.