Tom Burridge, de la BBC, asegura en radiocable.com que comprende las críticas por la cobertura “pesimista” de la actualidad española contra algunos medios extranjeros. Pero, afirma, que los corresponsales cubren las cosas relevantes que llaman la atención en el exterior: “y lo que ha pasado en España el último año ha sido negativo”

Sobre el reportaje de la televisión británica que irritó al gobierno y a Valencia señala: “Fue una explicación de por qué hay crisis en España. Y cuando lo explicas, realmente no se pueden decir muchas cosas positivas”.

Tom Burridge explica que “hay que entender que los medios extranjeros no cubrimos la actualidad y lo que pasa en España cada día. No. Lo hacemos cuando pasa algo grande que llama la atención fuera e interesa. El año pasado fue el primero en el que el gobierno admitió el tamaño de la crisis y empezó con las reformas. Entonces el argumento de que los medios extranjeros solo han hecho una cobertura pesimista sobre España tiene algo de razón. Pero es que el año pasado fue bastante malo, según el criterio periodístico. Quizá ahora que algunas cosas han mejorado, la cobertura deba ser un poco más positiva”.

Pero añade que, para los medios que no son puramente financieros, lo que interesa es el efecto de la austeridad en la sociedad española: “y eso es un tema muy grande y cubrirlo en términos positivos es difícil. Porque el efecto de la austeridad en las personas estás siendo malo y está cambiando las vidas de la gente”.

El periodista apunta también: “Quizá los medios extranjeros ahora debemos hacer el esfuerzo de reflejar que la situacion macroeconomica está mejorando… pero cuando eres corresponsal extranjero tu trabajo no es cada día cubrir una cosa mala y decir dentro del mismo reportaje algo bueno de la economía española. Nosotros cubrimos lo que pasa, y lo que pasa ha sido negativo en España.”

Recalca que ellos son los encargados de explicar a las audiencias extranjeras el por qué de algunos problemas de España: “el rescate a los bancos, por ejemplo. Cuando lo explicas tienes que hablar de todo lo que hay sobre la burbuja inmobiliaria… eso no da buena imagen de España. Pero lo tienes que explicar”. Y en referencia al reportaje de Paul Mason en la BBC que molestó en Valencia y al gobierno Tom Burridge apunta: “Fue una explicación de por qué hay crisis en España. Y cuando lo explicas realmente no se pueden decir muchas cosas positivas. No fue un documental sobre los puntos positivos y negativos de la economía en España. Era una explicación de la crisis”.

Y sobre la queja de la embajada en Londres señala: “Cada persona o institución puede expresar su opinión. Nosotros en la BBC estamos muy abiertos a las quejas. La gente e instituciones deben tener el derecho a criticarnos. Obviamente nuestra cobertura no es perfecta y hay un punto subjetivo. En cada reportaje siempre habrá gente que piense que se debía haber hecho de otra manera, que había que incluir más de un aspecto y menos de otros, o que algo no es representativo… Es natural que alguien se queje”.