En España, las ruinas romanas de Tarraco y el paisaje de la Tramuntana mallorquina son dos de los lugares declarados patrimonio de la Humanidad por la Unesco que pueden ser borrados por la subida del nivel del mar que produciría el cambio climático. Es lo que revela un estudio publicado en la revista Nature. En la Península Ibérica también se verían afectadas las cuevas neandertales de Gibraltar. Aunque el problema amenaza a las tres cuartas partes del Patrimonio Cultural en las costas del Mediterráneo.

(Foto: Flickr/Joaquinfp)

El estudio se titula “Mediterranean UNESCO World Heritage at risk from coastal flooding and erosion due to sea-level rise” y explica que en las zonas costeras de baja elevación, hasta 10m de altura, hay 49 lugares declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad. De ellos hasta 42, según las proyecciones más o menos severas, pueden verse afectados por la subida del nivel del mar provocada por el calentamiento global en los próximos 100 años.

El riesgo es sobre todo de mayores inundaciones, la previsión es de un 50% más que afectaría a 37 de los lugares Patrimonio, y de erosión que empeorará un 13% y que dañaría a 42. En España, aparecen entre los lugares afectados por la erosión el conjunto arqueológico de Tarraco y el paisaje cultural de la Sierra de Tramuntana en Mallorca. Una de las autoras del estudio, Lena Reinman, incluso ha alertado desde ElDiario.es de que Tarraco presenta un riesgo muy alto por la erosión ya con las condiciones actuales.

También podrían verse inundadas las cuevas neandertales de Gorham en el peñón de Gibraltar. Pero hay sitios señalados en todo el Mediterráneo. Entre ellos están Venecia, Byblos, Tiro, Argel o Rávena. De hecho Italia es el país que más patrimonio tiene amenazado, 15 lugares, seguido por Croacia, con siete.

Print Friendly, PDF & Email