Siempre ha sido uno de los juegos infantiles por excelencia, pero ahora parece que el salto a la comba ha subido en el escalafón y algunos lo han convertido en una disciplina deportiva en toda regla llamada Double Dutch. Incluso se celebran campeonatos. En Francia, acaba de tener lugar un torneo internacional de esta disciplina organizado por la Federación Francesa.

A pesar de lo que pueda parecer se trata de un deporte que exige fuerza, agilidad y ritmo, ya que se realizan complicadas coreografías con música.  Se practica en equipo: al menos dos personas deben mover las combas con la que se practica y otras saltar. En España también existe y hay clubs de salto a la comba que incluso explican en la red como practicar esta actividad.

Los franceses son muy activos a la hora de popularizar este deporte e incluso lo han llevado a Senegal y en Internet se pueden ver varios videos de las cosas que son capaces de hacer los mejores en esto de saltar a la comba.